Bicicleta Sparta con bandeja de carga frontal

Bicicleta Sparta con bandeja de carga frontal

Mi amigo el Moreno, cuando paseamos por el bosque, está obsesionado con ramas de los árboles que vemos, sobre todo esas que tienen formas especiales o están cubiertas de musgo y siempre que ve una, se para admirarla y quizás a cortarla para llevársela y usarla en el proyecto en el que está involucrado. En mi caso, son fotos de bicicletas y cuando estamos caminando por Hilversum y veo una bici que me llama la atención, lo flipa cuando me ve corriendo a hacerle una foto antes que desaparezca. Fue el caso de la bicicleta Sparta que vemos hoy y que vi un día de febrero. Yo juraría por las uñas negras de las garras de los pies de Mafalda que es eléctrica y que el motor lo tiene en la rueda delantera. Engaña porque con un diseño tan juvenil uno pensaría que los niños aún tienen energía para quemar pero esta generación que se está criando ahora, a fuerza de tenerlos encerrados en sus casas y conectados al mundo a través de las pantallas de sus teléfonos y tabletas, no son de los que buscan hacer ejercicio y puedo creer que prefieran una bici eléctrica. En la parte trasera parece estar el lugar en el que va la batería. La vici tiene una bandeja gigantesca delante del volante, como para llevar cajas de pizza o similares. Esto igual explica lo de la modalidad eléctrica, si vas a contratar a un gandul para que lleve las pizzas a las casas y no le quieres poner una moto, al menos le joderás la excusa para que tarde una vida y más con una bicicleta eléctrica que hace una gran parte del esfuerzo. No tengo ni idea del precio pero la marca Sparta parece que se dirige a un mercado que está dispuesto a pagar por encima de los mil quinientos leuros.

5 respuesta a “Bicicleta Sparta con bandeja de carga frontal”

  1. Pues lo ha vuelto a aceptar, que cosas mas raras pasan con estas vainas, el otro dia con esta misma dirección no me dejaba comentar…
    Salud

  2. Ni se te ocurra culparme de nada, ni siquiera con el pensamiento, porque yo llegué y comenté como todos los días, sin hacer mas nada, y no me permitió comentar, por eso tuve que recurrir a una forma distinta para lograrlo, a pinchar en la G, pero después de haber rellenado de nuevo con mis datos, y no me aceptó, osea lo mismo que hice para probar ayer, que si le salió de los cojones aceptarme…
    Salud chaval! 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.