Burritos de aguacates, millo y judías negras

Burritos de aguacates y judías negras

Siempre tengo una lista de recetas que despiertan mi curiosidad y que guardo para probarlas algún día. Cuando lo hago (o si lo hago), a veces son todo aquello que me imaginaba y paso a prepararlas con alguna regularidad o las considero fracasos y me olvido de ellas. Una que descubrí hace como año y medio y que pasó cerca de un año esperando su turno fue la de hoy, unos burritos vegetarianos muy fáciles de hacer si consigues los ingredientes, que es la parte más difícil. La he cocinado varias veces y hasta me estoy planteando el aprender a hacer las tortillas en casa, por aquello de tener el control completo del producto y sus ingredientes. Esta es una receta que congela fabulosamente y los que sobran (si sobran), los meto en bolsas ZIP y van a mi congelador para algún otro día y cuando los quieres comer, los pones en la nevera desde la noche anterior y al día siguiente están igual de épicos tanto fríos como calientes. El tiempo total de preparación, si tienes todos los ingredientes, es de alrededor de una hora incluyendo el calentamiento del horno y el horneado. En realidad tenemos dos recetas ya que la salsa que va sobre los burritos también la hago en casa.

Los ingredientes:
Para la salsa usaremos 1 lata de tomates enteros, cuatro cucharadas de cebolla picada, cuatro cucharadas de cilantro picado, 1 jalapeño troceado, 2 cucharaditas de zumo de lima, un poco de sal y comino.

Para los burritos dos chipotles en salsa adobada bien picados, que en los Páises Bajos se consiguen en los supermercados chinos, 1 taza de crema agria (sobre 250ml, más o menos), 2 latas de judías negras, lavadas y escurridas, 1 lata de millo (o eso que algunos llaman granos de maíz), en la receta original usaban el doble, 2 aguacates picados en daditos de un centímetro, ocho tortillas de harina (o de maíz) y unos doscientos gramos de queso rallado, que en mi caso es queso holandés viejo.

La implementación:
Comenzamos poniendo el horno a calentar a 180 grados, sin ventilador. Mientras tanto, preparamos la salsa. Ponemos en la batidora el contenido de la lata de tomates, las cebollas y el cilantro picados, el jalapeño troceado, el zumo de lima y la sal y el comino y en unos segundos tenemos la salsa.

En un bol mezclamos el chipotle picado con la crema agria. Pasamos por la batidora el contenido de una de las latas de judías negras y mezclamos con el contenido del bol. Añadimos el millo y el contenido de la otra lata de judías (que habéis lavado y escurrido previamente). Añadimos a esta mezcla los trocitos de aguacate con cuidado y ya tenemos el relleno listo.

Se le pone un poquito de aceite a la bandeja que vayáis a usar y comenzamos a enrollar los burritos. Sobre cada tortilla ponemos una cantidad proporcional de la masa (un octavo de lo que hemos hecho), lo enrollamos todo y lo vamos poniendo en la bandeja. Cuando estén todos, se cubre con la salsa que hicísteis al principio y sobre esto se pone el queso rallado. Lo cubrimos con papel de aluminio y lo metemos veinte minutos al horno.

Sencillo, vegetariano, con un montón de sabor y una comida que te deja bien lleno. Se puede acompañar con una ensalada o con otras verduras. En lo que a mi respecta, si es un plato único sin acompañantes, con un burrito no creo que sea suficiente pero con dos te quedas bien servido. Si lo acompañas con ensalada o algún entrante, con un burrito es más que suficiente. Por si acaso y para que se pueda calcular con una foto, aquí os dejo un plato con dos burritos y sobre la primera foto comentar que compré unas tortillas gigantescas y no hubo manera de meter ocho en la bandeja, con lo que hice seis y en otra bandeja puse las dos restantes. Las otras veces que lo he preparado sí que conseguí poner ocho:

Burritos de aguacates y judías negras

Una respuesta a “Burritos de aguacates, millo y judías negras”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *