Café turco – Türk Kahvesi

Café turco - Türk Kahvesi

Café turco – Türk Kahvesi, originally uploaded by sulaco_rm.

Hasta mi viaje a Turquía nunca había tomado un café arábigo o turco. Lo más fuerte eran los expresos españoles y pensaba que no había nada que lo pudiera superar y estaba muy equivocado. El café turco se prepara con café molido y sin filtrar y cuando te lo ponen la bebida es espesa. No te traen azúcar, así que al pedirlo les dices si lo quieres con o sin azúcar y ya llega mezclado. Viene en tazas pequeñas y es jodidamente concentrado. Cuando te lo tomas no te lo puedes acabar y al final quedan los famosos posos de café, que algunos son capaces de leer para predecir tu futuro.

Al ser tan espeso en la boca tiene una textura algo extraña ya que al tragar notas el café en forma de granitos como si fueran de harina. Aunque ahora se usan tazas con asa, antiguamente se bebía en unas tazas que no la tenían. Para prepararlo se pone el agua fría en un pote de cobre y se añade el café y si lo queréis con azúcar, también se añade el azúcar y se mezcla todo bien. Después se va calentando muy lentamente hasta que hierve. Cuanto más lento se calienta mejor queda. Después de hervir se va sirviendo en las tazas, poniendo un poco en cada una y se vuelve a hervir lo que queda de café antes de ponerlo en las tazas y terminar de llenarlas.

Al ser un café que no está filtrado, a la hora de servirlo hay que esperar un poco para que se asiente y como dije al comienzo, no se puede tomar todo ya que el último sorbo será extremadamente espeso.

Con mis años en los Países Bajos me he terminado por acostumbrar a un café muy ligero y aunque me gustó el café turco, no lo cambio por nada del mundo por el que produce mi Senseo.

7 opiniones en “Café turco – Türk Kahvesi”

  1. Imagínate, yo que lo tengo que tomar descafeinado…
    El otro dia leí un estudio que decía que la cafeína prevenía del Alzheimer en un …¡65%! No es increíble?
    Salud

  2. Ya también he tomado ese café en casa de los padres de un amigo que es Turco en Suiza… y es especial el café turco, pero muy muy especial, esa textura hace que te asustes… aunque la pinta es extraña no es para nada malo pero como bien dices yo para mí el café preferido es el que se hace en mi casa ^^.

    Es verdad lo que dice Montse, la madre de este chico también tiene la costumbre de cuando termina ofrecerte el leerte los posos del café si quieres como muestra de generosidad… otra más, por que si te cuento la comilona que montaron con motivo de nuestra presencia… madre mia.

    Saludos.

  3. hervir el café? habrá que saber hacerlo, porque a mi me enseñaron de toda la vida que hervir el café hacía que luego diera cagalera…. bah, a saber.
    Yo cuando tomo café le echo tanto azúcar que mi madre siempre me dice que acabaría antes sirviéndolo directamente en el azucarero, asi que no se la cantidad bestial en proporción que tendría que echarle al café turco…. en casa tengo la Dolce Gusto, y estoy encantada, pero si voy a Estambul, pienso probarlo!
    Por cierto, me voy de vacaciones en 15 minutillos de nada, hasta que nos volvamos a ver por aquí, buen agosto a todos! Buen agosto, sulaco ;), como siempre, ¡volveré!.

  4. emo, a mí el Turco y su mujer me trataron de puta madre y si no los obligo no me dejan pagar nada. Si no les digo que ya no llevo pañales y me puedo mover solo por el mundo, me ponen un guardaespaldas.
    Virtuditas, las cafeteras italianas hierven el agua y al subir pasa por el café y si no lo sacas rápido, en realidad le metes un segundo hervor en la parte superior, algo que hace mi madre siempre y razón principal por la que no me gusta su café. El café turco dulce no es tan dulce. Para cuando vuelvas habrá como treinta o cuarenta anotaciones y multitud de discusiones que te habrás perdido.

Comentarios cerrados.