Cagadilla de GooglEVIL

Una de las cosas que tengo claro es que vivimos en la era del Gran Hermano Marrano. Nos observan continuamente y lo peor es que nosotros consentimos que así sea. Cuando tenía el teléfono Güindous de cien leuros, era Microsoft la que sabía de pé a pá lo que hacía y en donde estaba y ahora que tengo un androitotorota es GooglEVIL la que lo flipa. Por desgracia para ellos, aparte de restringir permisos a destajo, tengo el trasto ruteado e instalé una cosilla llamada AdAway que quita toda la publicidad de todos los programas odiosos que te llenan la pantalla con mierda de esa. Las dos más importantes en mi quehacer cotidiano las compré para premiar a los desarrolladores y el resto, cosas que instalo y borro según cambia la luna de estado, están ahí y por más que quieran no pueden enseñarme publicidad. A GooglEVIL le permito que me siga a todos lados y más ahora que soy uno de los grandes atletas del universo conocido y quizás debería añadir alguna palabreja más a mis presentes títulos de El Elegido, The Chosen One, De Uitverkorene e Il Scelto. Ayer por ejemplo que había invitado a la Chinita a mi casa, como había preparado la fabulosa empanada de mejillones neerlandeses el día anterior, según llegué a mi casa y teniendo algo de tiempo me fui a correr casi siete kilómetros, según el programa al que me obliga mi amigo el Rubio y después de cenar nos fuimos a caminar cincuenta y cinco minutos con lo que acabé el día habiendo caminado una hora y cuarto (al menos con el teléfono encima), corrí cuarenta minutos y usé la bicicleta durante cuarenta y tres minutos. Con eso y con lo que me he movido en los días anteriores GooglEVIL analiza a todo quisqui que vive a mi alrededor y resulta que me convierte en uno de los atletas destacados y posiblemente medallista mega-límpico solo que la caga hasta el fondo y me coloca en una ciudad en la que no vivo:

Cuasi mega olímpico

Todo el Sanedrín sabe que yo vivo en Utrecht y estos me ponen como atleta de Houten. Su confusión es porque cuando voy a correr y muchas veces cuando voy a caminar, lo hago en un parque que está al otro lado de la autopista A12. Cruzo un puente para peatones y bicicletas y al otro lado hay un parque fantástico con un lago, una reserva natural para aves muy agradable. La autopista marca el linde entre los municipios de Utrecht y Houten así que los de GooglEVIL han deducido erróneamente que yo estoy federado por la Organización de julays de Houten. Para mayor deshonra suya, tienen perfectamente claro en donde está mi casa ya que siempre que le hablo al Androitotorota y le digo eso tan chulo de QUIERO IR A MI KELI el cachivache abre su programa de mapas y me marca la ruta en bici desde donde quiera que esté a mi chabola. Por supuesto que no me quejaré porque seguro que Utrecht, que es una ciudad muchísimo más grande, tiene mini-atletas más curtidos que yo y jamás me permitirían trepar sobre sus chepas para llegar a mi setenta y ocho por ciento de superioridad y tal y tal …

5 opiniones en “Cagadilla de GooglEVIL”

  1. Esto del AdAway me ha gustado mogollón, a ver si lo investigo. Qué bien, contigo todos los días me entero de algo nuevo. Todavía estoy en la investigación para cambiar mi iphone 4 más antiguo que qué, por otro, pero no quiero gastarme un ojo de la cara y el jodío iphone todavía funciona la mar de bien.

  2. Vaya acabo de ver que no es compatible con mi iphone, pero sí con mi ipad, así que lo voy a instalar en ese, a ver qué tal. Gracias.

  3. No creo que se pueda usar en el ifone el AdAway para bloquear anuncios en las APPS, solo en el Safari. Para eso lo tendrías que tener ruteado, algo que no hace mucha gente porque no es fácil de hacer y anula la garantía.

Comentarios cerrados.