Catacumbas de San Calixto

Catacumbas de San Calixto

Catacumbas de San Calixto, originally uploaded by sulaco_rm.

De mi viaje siendo un tierno y adorable adolescente a la ciudad de Roma había quedado grabado a fuego el recuerdo de las Catacumbas de San Calixto. Fue una de las cosas que más me impactó, bajar a ese lugar y caminar por oscuros pasillos llenos de agujeros cavados en los lados en los que ponían a los primeros cristianos cuando morían para que esperaran allí la Resurrección y la vida eterna que vendría con ella, en ese hipotético y aburrido cielo donde solo hay gente buena y beatas bigotonas, porque las guapas son siempre viciosas y malas y acabarán con la gente como yo en el infierno. Llegar hasta las catacumbas fue una pequeña aventura que requiere de metro y autobús pero mereció la pena por circular por la Via Appia Antica y llegar al lugar justo antes del cierre para descansar por la comida. Me molestó bastante que no permitan hacer fotos dentro de las catacumbas, sobre todo cuando han retirado todos los cuerpos de la zona que recorres. En mi primera ocasión allí habían calaveras en algunos nichos y aunque estaban fuera de nuestro alcance, creaban una sensación terroríficamente mágica. Ahora no pasa de ser un paseo en una cueva artificial acompañado por un cura que trata de evangelizarnos y con la frustración de no poder hacer fotos y además no poder vivir la experiencia plenamente. Las catacumbas de San Calixto se remontan al siglo II y hay cerca de veinte kilómetros en varios niveles, de los que la mayor parte aún está sin explorar. El momento cumbre de la visita es cuando ves la tumba de Santa Cecilia, la patrona de la música, solo que ni ella está enterrada allí en la actualidad, ni la obra que la recuerda es la original porque ambas fueron llevadas a otras iglesias. En fin, es el precio de la fama.