Conexiones

El banco de diseño

El banco de diseño, originally uploaded by sulaco_rm.

Este fin de semana celebrábamos en los Países Bajos el día de la Reina, el famoso Koninginnedag. Por suerte caía en viernes y así teníamos la oportunidad de disfrutar de uno de los escasos cinco días festivos nacionales que habrán en el 2010. Por desgracia el clima no quiso acompañar y tuvimos un fin de semana memorable por la cantidad de lluvia que cayó y el frío que hizo. Pensaba que la calefacción de mi casa se había despedido hasta el otoño pero incluso ahora, mientras escribo esto, está trabajando a destajo para mantener la temperatura en un rango adecuado.

Para la celebración de tan fastuoso día recibí dos invitaciones. Mi amigo el Rubio quería que fuera a su casa y después de emborracharnos juntos, por la mañana tendría que ayudar con los niños, los cuales estaban apuntados para un montón de actividades que comenzaban a las ocho y media de la mañana. Yo los quiero un montón pero mi amor no llega a tanto así que decliné la invitación. Resulta muy difícil explicar a los españoles que en el día de la Reina, los holandeses se involucran en actividades diversas y particularmente los niños. Pueden ser mercadillos, actividades deportivas o eventos en los que todo tu barrio toma parte y se fomenta la convivencia. Al final, este país de gente aislada y aparentemente fría está muy unida y tienen una conciencia colectiva mucho más desarrollada que aquellos que creemos que por llevar el espíritu latino en nuestro interior somos más amigables. La otra invitación llegó de la mano de mi amigo el Niño. Quería que fuese a su casa a cenar con un grupito y después salir por Amsterdam a celebrar la Koninginnenacht, la noche loca en la que la gente se emborracha y hay verbenas por todos lados. Mi excusa fue que sus dos compañeras de piso FUMAN, no algo discreto y casual sino que son auténticas chimeneas que no respetan a nada ni a nadie y no dudan en largarte el humo a la cara. Mi tolerancia con ese grupo de personas que te odian tanto como para querer que apestes como ellos es muy limitada y decrece con el tiempo así que le dije que pasaba y fue una buena decisión. Me contó que esa noche cada una se fumó un paquete completo y básicamente no hubo un momento en el que no tuvieran un pitillo en las manos. En nuestro idioma eso es lo que se llama una drogadicción, el acto de dejarse dominar por alguna droga y ellas encajan perfectamente en el perfil del drogadicto.

Terminé quedándome en casa y yendo al centro de Utrecht al día siguiente para ver si hacía alguna foto bonita en el Koninginnedag. Con la lluvia estaba todo muy deslucido y ni siquiera llegué a sacar la cámara de la funda. Fue divertido pero no apropiado para una sesión fotográfica.

El domingo quedé para ir al cine con mi amigo el Niño. Cuando acordamos el programa yo le puse que iríamos a ver YOU COMPLETE ME y ?l respondió que estaba de acuerdo. Pensé que había captado la broma después de haber estado viendo el trailer de Iron Man 2 durante meses pero al parecer mi humor es demasiado sutil. Estábamos en las máquinas en las que se compran las entradas cuando me preguntó si era una comedia romántica y ni siquiera cuando arqueé la ceja porque pensé que estaba de cachondeo se inmutó. No la pilló. YOU complete ME es también la frase que adorna mi estado en el Google Chat y alguno ya me ha preguntado si he metido a una parienta a vivir en mi casa o estoy tan enamorado que he de gritarlo a los cuatro vientos. Es un tipo de humor absurdo en el que yo soy muy bueno pero al parecer los demás no. O eso o ya me he perdido completamente entre tres idiomas, lo cual es posiblemente cierto.

Estando en Amsterdam el domingo, sentados en un café, observaba la forma en la que la gente oscila a mi alrededor y particularmente uno de mis amigos. Hay unos enlaces que yo visualizo y que marcan y señalan a aquellos que me importan de aquellos por los que no movería una pestaña y de alguna forma esas relaciones son recíprocas. Lo llamamos amistad pero es mucho más. Regalar la palabra amigo a alguien es algo que hacemos con facilidad. Tratas con una persona un tiempo y dices que tienes un amigo cuando hablas con otros y ni siquiera te das cuenta de tu absurda mentira. Los amigos son aquellos con los que hay unas conexiones sólidas que perduran en algún intervalo de tiempo y que permiten la transferencia no solo de información sino también de emociones. Antes de ir a Amsterdam estuve hablando con un amigo alemán al que veo cada dos o tres años y con el que hablo poco y sin embargo cada vez que conectamos sucede algo mágico, es como si el enlace que nos une surgiera de su escondite y brille más que nunca. Iré a ver a mi amigo el alemán a la selva negra antes de que acabe el año. Se lo he prometido y ?l sabe que cumpliré esta promesa.

Resulta un tanto extraño que para llegar a ser lo que soñamos tenemos que vernos reflejados en aquellos que queremos y con los que nos relacionamos. Puedes conquistar el mundo solo y sin embargo sentir que te estás abrasando por dentro por culpa de esa soledad o puedes estar sentado tranquilamente en Rembrandtplein tomando una cerveza o un café con un amigo y tener la certeza que estás en lo alto de una ola, quizás no la más grande ni la más poderosa pero esa ola que te lleva allá a donde quieres ir. Lo que cuenta no es aquello que has hecho o dicho o dejado de decir sino esas vidas que rozaste de una forma tan especial que da igual el tiempo que pase, esas personas siempre tendrán un rinconcito en su corazón con una pequeña llama que arderá por ti, una conexión que parece no extinguirse. Tengo un montón de suerte en ese sentido. Todas esas chispas que brillan a mi alrededor parecen crear galaxias que giran sobre mí y en las que de cuando en cuando, una estrella destella más que las demás cuando esa conexión está generando energía. Si puedes ver esos enlaces, sabrás en donde están tus amigos.

4 opiniones en “Conexiones”

  1. Porque lo he visto en el pie de foto, que si no, no adivino que eso es un banco en la vida, vamos….
    Y me encanta la frase, dices muchísimo en solo tres palabras, pero tampoco me extraña que tu amigo no lo pillara, parece un titulo de película muy real.

  2. Quizás sea una enorme conexión, un puerto al que llegan aquellos que quieres que formen parte de tu vida. Pero también puede ser un simple y sencillo banco, curioso y espectacular y con una vista increíble de los tulipanes que tenía enfrente.

  3. Estoy viva, sobrevivi. El 1 de mayo el pisha y yo nos pusimos algo Naranja. Fue hermoso. Te debo los cuentos, la semana que viene arranco mas al sur, me voy a recorrer por esos lares a ver que tal, llamame a ver si te vienes.
    TQM!

  4. De todas maneras yo no me fiaría un pelo de ese respaldo, el banco parece solido pero la horca supongo que no estará clavada en el suelo simplemente, no seria seguro.
    Estoy de acuerdo contigo en cuanto a los amigos.
    Salud

Comentarios cerrados.