El árbol de la vida sigue creciendo

Hojas en el árbol

En enero del 2009 desbarraba como suele ser habitual y dejaba caer una pequeña bomba en la anotación El árbol de la vida. Se trataba de uno de mis propósitos para el año 2009, limpiar los círculos de amigos y hacer hueco para gente nueva. Entonces comentaba que la distancia que había con mis amigos españoles había ido aumentando con el tiempo y había llegado a tal punto que ya se hacía insalvable. Era (y es) un evento triste pero que hay que afrontar tarde o temprano.

Ha pasado un año y la situación actual es muy distinta. Entre las medidas que tomé en aquel momento estaba la de dejar de llamar a la gente que nunca me llama, dejar de mandar correos para ver quien se daba cuenta y me enviaba alguno y hacer mutis por el foro. El resultado fue aterrador. Salvo por un grupo reducido perdí el contacto con todo el mundo. No llegaron correos, no pareció importar el que yo aportara silencio y con el paso de los meses asumí lo inevitable. Yo tenía razón, un montón de los que yo llamaba amigos cayeron del árbol de la vida. Ni siquiera en la tradicional visita navideña hubo inquietud o interés por saber de mi.

El espacio que dejaron lo ocuparon otros, gente que me muestra continuamente su cariño. He ido de vacaciones con unos, he vivido aventuras con otros, he celebrado mi cumpleaños con algunos y después de la revelación que me supuso asumir el desgaste de muchas de mis amistades, he comprendido que ahora la gente con la que trato lo hace porque me quiere, no hay contratos de amistad previos ni nada parecido. El gran perdedor de esta macabra lotería es el idioma español. Salvo con Waiting, es un idioma que escribo pero que no hablo mucho. El holandés que sigo sin hablar ha ocupado un espacio mayor en mi cabeza y el inglés mantiene su territorio. Es un daño colateral inesperado pero que se puede asumir cuando lo comparas con las cosas increíbles que he ganado.

En este 2010 no tendré que podar el árbol de la vida ya que cada una de las ramas que lo forman en la actualidad se asegura de recibir y emitir la energía suficiente para que no me olvide.

6 opiniones en “El árbol de la vida sigue creciendo”

  1. Ya, te comprendo, pero resulta triste, el árbol si necesita de poda para que siga vigoroso, pero los amigos no, hay sitio para todos, evidentemente no es culpa tuya, no eran amigos, no, tienes razón.
    Salud

  2. Si yo me pongo a podar ahora mismo mi arbol quedaría sin ramas, me voy cansando de “tirar del carro” siempre y que nadie responda, sé que la familia necesita dedicación pero creo que debería haber un hueco también para los amigos y conservarlos, una pena. Sigo esperando que esas ramas retoñen antes de podarlas para siempre y sustituirlas por ramas nuevas.

  3. No debes llamar mucho a casa (mal hijo!, jajajaja) Y a todo esto, ¿tuvisteis algún daño en villa sulaco canaria con el temporal de ayer? las imágenes acojonaban bastante…

  4. Hablo todos los días con mi madre, que lo sepas. Aparte de llevar 3 días sin línea telefónica y sin que los de esa empresa se molesten en responder a nuestras llamadas y solicitudes por internet, todo bien. Mañana le daremos de baja a la línea y nos iremos con Vodafone u Ono.

  5. Dear Sulaco:
    Por aqui (Madrid) se te echa de menos. Ya te mando un correo privado explicando los grandes cambios acontecidos y por acontecer.
    En cuanto al tiempo aqui llevamos un invierno de nieves como tampoco se veia tiempo ha.
    Por lo demas espero que sigas en tip top condition.
    yours sin celery,
    M

Comentarios cerrados.