No entiendo

Hay un montón de cosas que no entiendo. No entiendo como funcionan los campos electromagnéticos, no entiendo como en algunos idiomas escriben de derecha a izquierda o de arriba a abajo. No entiendo por qué alguien se mete en política o en un sindicato para robar, ni entiendo por qué en España hacen falta tantos miles de aforados. No entiendo la necesidad de comunidades autónomas, ni de cabildos, o diputaciones, ni entiendo la necesidad de casas reales o de nobleza. No entiendo de dioses, ni su desidia con los seres que aquellos que los defienden dicen que han creado. No entiendo de religiones. La cantidad de cosas que no entiendo es enorme y por más que de cuando en cuando resuelva alguna de ellas, la lista sigue siendo enorme.

En los últimos días a esa lista he añadido algunas nuevas. No entiendo por qué alguien quiere derribar un avión de pasajeros, no entiendo por qué prohíben el acceso a la zona a los encargados de la investigación, ni entiendo por qué dejaron los cuerpos al aire libre tres días. Tampoco entiendo por qué se dedicaron a saquear los objetos personales de las víctimas, a robar las tarjetas de crédito y usarlas. Tampoco entiendo por qué robaron los teléfonos móviles y los comenzaron a usar, respondiendo incluso a llamadas de familiares que quedaban sorprendidos y doloridos por ello. No entiendo que los políticos europeos no hayan cortado todos y cada uno de los lazos con los que lo han hecho y los que les han ayudado. No entiendo por qué no separamos a Rusia de nuestro mundo, por qué no cortamos todos los lazos que hay con ellos, económicos, políticos y sociales. No entiendo por qué no desconectamos nuestras redes de ellos y aplicamos un riguroso ostracismo. No entiendo por qué hay que ser tan comedido con el enemigo.

Parece que por cada cosa que aprendo, hay un puñado más numeroso que no entiendo.

8 respuesta a “No entiendo”

  1. También hay muchas cosas que yo no entiendo, pero hay una que sí, si eres poderoso hagas lo que hagas se te respeta y se te mide con otro rasero.

  2. No creo. Hay muchos más países que suministran gas y petroleo. Simplemente, cambiamos de suministrador. Irán está despertando. Cuando le cortas su principal fuente de ingresos y la gente empieza a pasar hambre por allí y a no tener dinero, seguro que cae como fruta madura.

  3. El problema es que Europ depende energeticamente de Rusia. Construir gaseoductos hasta Oriente Medio llevara años.
    Otra opcion es importar gas licuado pero Europa apenas cuenta con centrales de este tipo. Asi que hoy por hoy estamos cogidos por los huevos.

    Pero creo que si deberian empezar a gastar dinero en disponer de varias suministradores. Si no, estaremos vendidos.

    Ahora Europa dice que va a poner sanciones a Rusia, pero seran irrisorias. Si Rusia cortara el gas, este invierno moririan congeladas muchisimas personas…

  4. Ivan, estoy seguro que si nos ponemos a ello, encontramos la solución, pero mientras sigamos dependiendo de ellos no lo haremos.

    Holanda es el quinto productor de gas natural del mundo. Dudo que les compremos a ellos. Y el petroleo, con cinco refinerías en el puerto de Rotterdam yo diría que una gran parte nos llega más bien por barco.

    Si miras el mar del norte, está petado de molinos de viento y lo de los paneles solares aquí es una fiebre, sobre todo desde que China los empezó a vender por dos perras gordas. Ya dos de mis amigos son productores de energía eléctrica y yo estoy considerando el renunciar al gas y poner calefacción infrarroja en mi casa. Con la cantidad adecuada de paneles, me ahorraría probablemente cuatrocientos leuros al año.

    Lo que me parece escandaloso es que Francia les esté vendiendo dos barcos brutales de guerra que usarán contra nosotros. Espero que los franceses no estén fabricando bombas nucleares para los fundamentalistas islámicos.

Comentarios cerrados.