Frankenweenie

FrankenweenieHay directores de cine que resultan interesantes y que seguimos a lo largo de su carrera. Son gente que parece tener una visión particular del mundo con la que conectamos y que dejan huella visualmente. Para mí uno de esos directores es Tim Burton, un hombre al que descubrí de adolescente y que hasta ahora, me ha dado más alegrías que disgustos. No hay más que darse un paseo por el gigantesco archivo de esta bitácora, que a estas alturas solo contiene cinco mil ochocientas anotaciones de contenido original y os tropezaréis con Big Fish en el 2004, Charlie and the chocolate factory ? Charlie y la fábrica de chocolate en el 2005, Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street ? Sweeney Todd. El barbero diabólico de la calle Fleet en el 2008, Alicia en el País de las Maravillas ? Alice in Wonderland en el 2010 y Dark Shadows en mayo de este año, siendo esta última a más decepcionante. Cuando vi que este hombre había regresado al cine de animación fotograma a fotograma (stop motion) y que además la película era en blanco y negro, en 3D y sobre el mito de Frankenstein, no pude resistirme a ir al cine para ver Frankenweenie, película que se estrenó en España hace un par de semanas.

Un julay espabilado monta un pitote que no veas en el polígono

Un niño algo rarito ve como un coche atropella su perro y lo mata. El chiquillo es incapaz de superar la muerte y a través de la ciencia inspirada por un profesor algo raro resucita al perro con algunas peculiaridades. Aunque lo intenta mantener en secreto, pronto lo descubren otros niños y se organizará una orgía de resurrecciones que no deparará nada bueno. La barriada en la que viven tendrá que unirse para sobrevivir a esta invasión de muertos revividos.

Personalmente, creo que el 3D en este caso no aporta nada y sobraba. Leyendo sobre la película descubrí que se rodó en 2D y fue en la post-producción cuando le añadieron el invento. El blanco y negro sin embargo le sienta muy bien. La ambientación, los personajes, los diálogos, todo destila el sello de Tim Burton. La historia me pareció algo floja, muy estirada para llegar casi a la hora y media y sobre todo cuando nos introducen los personajes, parece que no sabían muy bien que poner y añadieron minutos inútilmente. No es hasta casi la mitad de la película que la cosa arranca y te atrapa, aunque ya es muy tarde para que no te acuerdes de esos minutos previos. No estoy muy seguro que un niño pequeño aprecie este tipo de cine y no me extrañaría que alguno tenga pesadillas después de ir a verlo, sobre todo si ha tenido una mascota y se le murió. Además del niño protagonista, hay una pequeña pandilla de frikis entre los que tenemos a uno llamado Edgar ‘E’ Gore que me cayó francamente mal y que conseguía provocarme una genuina reacción de asco y desprecio y esperar con ansia que lo quitaran de la pantalla.

No hay mucho más que contar. Una historia sencilla, quizás demasiado sencilla y una técnica que ya no se ve con frecuencia en los cines. Totalmente fuera del alcance del Clan de los Orcos y posiblemente algo que interesa a los intelectuales de GafaPasta.

06/10

Una respuesta a “Frankenweenie”

Comentarios cerrados.