Out Of the Furnace

Out of the FurnaceEstamos en plena temporada alta de dramones por culpa de los Oscars y vamos, uno no puede ir al cine sin un paquete de pañuelitos por si te entra la llorera en alguna película. Lo de los trailers es otro escándalo ya que antes de empezar la película te meten cuatro dramones de una a la que preñaron, de dos que mataron, de otra a la que torturaron y para cuando finalmente empieza la historia que quieres ver, estás embajonado. Por eso estos días o llego tarde al cine o me desconecto y me dedico a jugar al Rayjan Run mientras escucho música en mi dispositivo mágico y maravilloso y únicamente cuando veo el anuncio del número al que se pueden mandar eSeMeSes si hay problemas en la sala no paro. El último drama que he visto se titula Out of the Furnace y en España no tiene ni fecha de estreno ni título, así que yo le diría al distribuidor que se ahorre el traductor y la llame Academia de truscolanes

Un par de hermanos julays básicamente las pasan canutas, uno por mala suerte pese a su buen corazón y el otro por ser un malaje de cuidado al que le acaba saliendo el truscolán que llevaba dentro.

Comenzamos con dos hermanos y un padre enfermo. El mayor es un trabajador en una fábrica, tiene una novia (aunque la pobre es negra) y tiene un buen corazón. El otro es un bala perdida que siempre se está metiendo en problemas de los que lo tiene que sacar el mayor. Cuando una noche que ha bebido el mayor se estampa contra otro coche y mata a los ocupantes su vida cambia. Acaba en la cárcel y cuando finalmente sale su padre ha muerto, su hermano parece ir cuesta abajo y sin frenos y su novia se ha enrollado con un picoleto. Su vida está hecha añicos y la cosa aún se pondrá peor.

Esta es una de esas historias en las que nos hablan sobre la amistad, los vínculos familiares y todas esas cosas que todo el mundo dice borracho y que después se olvida con la resaca. Para rodarla montaron un elenco que parece de liga de campeones, con Christian Bale haciendo un papel fabuloso, Casey Affleck agobiando un poco como el hermano pequeño, Zoe Saldana guapísima como siempre y además demostrando que es actriz y con Woody Harrelson, Forest Whitaker y Willem Dafoe en papeles pequeños pero sabrosos. La cosa promete un montón y la película tiene un arranque de puritito clásico. Todo está encaminado para una de esas películas que recordarás por y para siempre y de alguna manera, cuando hemos pasado la mitad de la película todo se tuerce y la historia se agota, se vuelve cansina y pesada, los actores parece que se quedan pegados al suelo y son incapaces de moverse y todo se va al carajo. Si en lugar de dos horas la hubieran cortado a hora y media, seguiría siendo un peliculón pero esos treinta minutos adicionales fueron un lastre demasiado pesado y lo puedes ver perfectamente cuando la gente empieza a aprovechar para salir de la sala e ir a mear o a comprarse una nueva cerveza. En fin, que al final no pudo ser.

Esto de llegar a los cines estará en filmotecas y los miembros del Clan de los Orcos no tropezarán en esa piedra, aunque si alguno se la descarga y la intenta ver le producirá dolor de cabeza el exceso de diálogos y la falta de efectos especiales. Los sub-intelectuales de GafaPasta seguro que saben apreciar algo así. Para el resto, solo si te mola el drama, los crímenes y la gente que sufre sin parar.

Una respuesta a “Out Of the Furnace”

Comentarios cerrados.