Good Time

Después de que regresó a Canarias mi madre tras okupar mi casa por tres semanas, el primer fin de semana salí por patas para Amsterdam para darme una sobredosis de filmoteca e ir a ver tres películas en el mismo día. La primera, a las diez de la mañana, con el cine aún oliendo a peos viejos fue Good Time, película que al parecer ha pasado por un montón de festivales y que no tiene fecha de estreno en España, aunque se dice que la quieren llamar truscoluña sigue sin ser nación.

Un julay hace y deshace para darle una buena vida a su hermano pero como que le quiere faltar algo de chimpún

Dos hermanos criminales, uno definitivamente tonto y el otro normal, o más bien espabilado, cometen un atraco en un banco pero la cosa se tuere y el tonto acaba siendo apresado. A partir de ahí, el otro, hará lo indecible para rescatar a su hermano e intentar huir y que puedan tener una mejor vida, cruzándose en el camino con un montón de gente conocida y extraña que de alguna manera lo ayudan.

Su sos juro por la gran nación truscolana que no tenía ni puta idea de lo que iba la película antes de entrar y que flipé por un tubo. Es una de las historias de criminales más intensas e interesantes que he visto en mucho tiempo y tiene algo de real que raramente se ve en el cine. Aún más flipante es Robert Pattinson, protagonista absoluto y que puedo prometer y prometo que no lo reconocí y me pasé toda la película pensando que se operó la nariz, que se cambió la cara o que pusieron su nombre y contrataron a otro tío porque este, no solo está irreconocible, es que además es un pedazo de actor del copón y la cámara lo sigue babeando. La forma en la que seduce a las mujeres, que saben interiormente que es un criminal pero que no se pueden resistir a sus manipulaciones es épica. La manera ciega en la que protege y ama a su hermano es entrañable y las relaciones que crea en esta huida hacia una desgracia segura, son fabulosas. Y todo esto en una sola noche ya que la acción es continua. El nivel de acción en la película es épico, saltamos de escenario en escenario, conocemos gente nueva y siempre hay una argumento interesante porque todo encaja bien gracias a la perfección del guión, bien llevado por los dos directores e interpretado muy bien por el elenco. No hay mucho más que decir, esta es simplemente una película que hay que ver para flipar y disfrutar con ella, cine de calidad concentrado.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, obviamente esto te queda muy grande y no te tienes que molestar pero si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esta es una de esas que no te querrás perder.

2 respuesta a “Good Time”

  1. El problema es que no soporto a ese actor desde sus caras de estreñido en los quince minutos escasos que conseguí tolerar de Crepúsculo, ufff, tengo que pensarlo.

Comentarios cerrados.