Hesher

HesherParece que este fin de semana ha terminado siendo el de las películas marginales y que se salían un poco del circuito de cine tradicional. La de hoy es una que prácticamente solo ha chupado pantalla en un puñado de festivales y por lo demás ha pasado sin pena ni gloria por el universo. Aunque la película vio la luz a principios del 2010, ha tardado dos años en llegar a los cines en Holanda y aún así, solo en un puñado de salas. El título de la misma es Hesher y nunca llegó a estrenarse en España así que ni os molestéis aunque puede que algún día a una televisión les de por ponerla en una sesión de tarde de esas que la gente aprovecha para echarse la siesta y dormir un rato.

Un pibe con una mierda de vida después de que muriera su madre conoce a un julay que parece primo hermano del Guaca y de alguna retorcida manera, el chamo este consigue ayudarlo a superar su trauma

Un adolescente que ha perdido a su madre vive con un padre deprimido y que se ha vuelto adicto a calmantes y anda siempre acarajotado y una abuela que quiere ayudar pero que está desbordada. Un día y sin que se sepa muy bien como aparece Hesher en sus vidas y se mete de ocupa en su casa. El tipo removerá los lodos en los que se regodean todos y los sacará del sopor en el que se encuentran haciendo que recuperen la ilusión por vivir.

Este es una especie de cuento con friki. El protagonista no es el niño sino el joven que se mete en la vida de esa familia y rompe el delicado declive familiar. Hesher está interpretado por Joseph Gordon-Levitt en una actuación legendaria. El tío es como un hombre orquesta y definitivamente es lo mejor de la película. Su personaje es brutal por lo cruel y cariñoso que puede ser, por la forma en la que parece comprender a todos los que lo rodean y al mismo tiempo cagarla hasta el fondo. El otro personaje que destaca en esta historia es Natalie Portman haciendo de una chica amargada de la que se enamora el chiquillo pero que se decanta por Hesher. Esta mujer siempre resulta convincente y aquí nos vuelve a recordar que es una gran actriz y que no tiene miedo a elegir papeles extraños. La película no es para gente que quiere que se lo den todo masticado pero el guión es completo y coherente y pese a no contar con efectos especiales, no los echamos de menos. De todas las tramas, la del padre deprimido y pastillero es la única que me desquiciaba y que esperaba que acabara con ansia. Por lo demás es una buena historia.

No llegará a un cine así que la tendréis que buscar por otros lados. Si eres de los de gafapasta, esta es una historia que seguramente te complacerá y si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto está muy lejos de tu alcance y no deberías ni siquiera molestarte.

07/10