Hotel Mumbai

Está mal que lo diga pero lo digo de todas formas. Yo me maravillo conmigo mismo y mis entrañas por mi ignorancia supina y mi capacidad para ningunear hasta tres metros sobre el infinito lo que no me gusta. Con la tirria tan grande que le tengo a la India y los hindúes, que no se puede explicar coherentemente pero que es así, como la vida misma, pues ni me enteré en su día que al parecer los joputas-terroristas-musulmanes-de-mielda hicieron un ataque en varios lugares de Bombay y mataron a cienes de julays. Ese evento para mí no existe porque seguramente después de ver el primer titular y la ubicación, mi cerebro bloqueó mi capacidad para pulsar en los enlaces y leer las noticias sobre el tema y así cuando vi el trailer, supuse que esto era fantasía y cosa buena, pero no, resulta que la película que voy a comentar está basada en sucesos reales pero que para mi sucedieron en otro de los universos del multiverso. La película se llama Hotel Mumbai y parece que en España no hay interés en estrenarla, con lo que quizás lo mío sea una cosa española, española. Seguro que algún día la ponen por la tele en AntenaTriste y el título será truscoluña no es nación, obviamente.

Unos julays moros asesinos y terroristas matan a cristianos con esa maldad tan grande que tienen dentro

Resulta que la chusma y la gentuza terrorista-musulmana organizan un mega-atentado en Bombay y nos cenetramos en un hotel que al parecer es el más fastuoso de la ciudad. Como en toda peli de catástrofes, al mismo tiempo que los terroristas se acercan, vemos a los clientes y empleados del hotel en su vida diaria, unos de puro lujo María y otros que sobreviven allí y parecen estar muy orgullosos de su trabajo, como uno de esos hindúes que se ponen un trapo alrededor del pelo y que nunca lo enseñan y que a mi me dan más grima que ningún otro porque estoy convencido que esos son viveros de piojos y liendres y hasta de ladillas, que ese pelo tiene más pinta de pendejos que de otra cosa. Cuando el ataque se produce, disfrutamos con la total ineptitud de la policía hindú, que parece que siguieron un curso truscolán y no tienen ni puta idea de lo que hay que hacer y dentro del hotel, las cosas pintan muy mal y en algunos casos hasta peor.

Una vez te convences que esto es cine y que no estás rodeado de cienes y cienes de millones de hindúes, la película entretiene y es como un buen telefilm, ya que por alguna razón en todo momento tengo la impresión que aquello se pensó más bien para verlo por la tele. Los previos para mi sobraban, salvo para captar la diferencia entre la gente de ese país con dinero y los pobres, es una cosa brutal, una de las indias, la rica, vive como cogida con pinzas y sin contacto con la realidad y cuando llega al hotel le tienen una bañera llena para que se lave el potorro y el agua está exactamente a la temperatura que a ella le gusta, algo que le indica el empleado, ya que no solo saben que es una clienta habitual, parece que hasta se te meten en la habitación para saber lo que tienen que hacer para complacerte en futuras visitas. Una vez llega la miasma musulmana, matan sin razón, como siempre y expresan unos niveles de crueldad tremendos, todo escuchando las órdenes que les da el jefillo, que como Puerkagón, es un cagao que no tuvo los cojones que hay que tener para estar allí y está a buen recaudo en otro sitio y conectado con ellos por teléfono. Según avanza la película se nos mueren algunos protagonistas y por supuesto tenemos una escena épica al final en la que algunos escapan de chiripa, otros que se lo curran mueren y hay mucho grito y mucha lágrima. En definitiva, telefilm bien hecho.

Yo no la pondría en un cine para los miembros del Clan de los Orcos, no creo que tengan mucha tolerancia con las abundantes escenas de diálogos. Tampoco estoy convencido que funcione bien con sub-intelectuales con GafaPasta aunque sí que es algo bueno para ver por la tele en casa.

2 respuesta a “Hotel Mumbai”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.