Interior de la St Patrick’s Cathedral

En el interior de la mayor de las dos catedrales de la Iglesia de Irlanda el tiempo parece haberse detenido hace unos siglos. No es una iglesia católica y según el chófer del autobús turístico que nos paseaba por la ciudad, es preferible arder mil años en el infierno a entrar en ese lugar, un comentario hecho con el típico cinismo irlandés.

Puedes leer el relato que acompaña a estas fotos en Primer día en Dublín. Lluvia y encuentros divinos y si quieres ver otras fotos de la ciudad están en el Album de fotos de Dublín.