iOS 6

Ya sabéis que lo que nos diferencia a nosotros de los androitotorotas es que cuando sale una nueva versión del sistema operativo que mueve nuestros dispositivos mágicos y maravillosos, no tenemos que esperar hasta que sucedan dos eclipses de luna para poder instalarlo ya que está disponible desde el primer instante. En mi caso, unos veinticinco minutos después de que Apple lo liberó, mi teléfono había terminado de descargar el fichero y estaba reiniciándose. Al terminar, mi pantalla principal solo tenía un pequeño y sutil cambio:

Mi iPhone

Tenía un nuevo icono para la applicación de mapas. Solo eso. Desde siempre, Apple trabaja durante años preparando sus productos y una vez los comienza a vender, los va refinando poco a poco. Por eso, aquellos que tenemos un iPhone desde hace más de cuatro años sabemos como movernos por el mismo ya que desde el primer día se diseñó rozando la perfección. Los cambios, los retoques, los ajustes, llegan a lugares en los que hay que limar asperezas.

Lo primerísimo que hice fue comprobar si es cierto:

¿En qué te puedo ayudar?

Ahora Siri, esa chocha que se esconde dentro de mi maravilloso iPhone 4S blanco, habla el españislavo y a través del micrófono que debe tener escondido mis auriculares bluetooth nos contamos nuestras vidas. Claro, si yo hubiese tenido el gen defectuoso truscolán, igual no podría entenderme pero como tengo un dialecto meloso y amoroso como más de trescientos millones de personas, me las pilla todas al vuelo (mis chorradas).

Ya puestos y como iba a salir le pregunté:

Siri, ¿va a llover?

Y ella me respondió educádamente y usando el título adecuado a un ser claramente de otro universo paralelo como soy yo, el autor de la mejor bitácora sin premios en castellano. Además, me mostró la previsión para el lugar en el que me encontraba en ese momento para las siguientes horas:

Siri responde

Después me metí a husmear por los ajustes y comprobar si era cierto eso que contaban en las mil millones de bitácoras que informan de todo y hasta de casi todo:

Ajustes y el Bluetooth

Lo es. El Bluetooth está ahora en el nivel superior, aunque también he notado que casi no lo uso ya que me sobra batería durante el día y no me molesto en desactivarlo cuando no lo estoy usando.

Ahí mismo encontré el Do Not Disturb o No me toques los huevos con las manos sudadas que es como lo llamamos entre amigos y aunque pueda parecer que no lo estoy usando, en realidad sí que lo hago, solo que hay que entrar en Notificaciones para ajustarlo a tus necesidades particulares:

No molestar

Lo ajusté para que entre la medianoche y las siete de la mañana, solo permita llamadas de mis favoritos, un selecto club en el que hay la friolera de tres números de teléfono. Ya puestos y mientras estaba por el barrio, accedí a la página que controla la privacidad y ajusté todo para que ningún comemielda pueda acceder a información privada y como de siempre he sido paranoico, las aplicaciones que pueden husmear algo son muy pocas y solo para aquello que necesitan. Nunca he sido un gran creyente en la bondad ajena, así que prefiero pensar lo peor de todos y actuar en consecuencia.

Privacidad

Había leído que hay una opción nueva y maravillosa escondida dentro del menú que da información sobre el iPhone (About) y fui a comprobarlo:

No me espíes

Tenéis que entrar en Advertising o Publicidad o como quiera que lo hayan traducido y allí se puede limitar aún más la capacidad de los chupapollas de rastrear todo lo que haces y pasar la info a la empresa maléfica, malvada y abusadora que todos conocemos y que se esconde detrás de un buscador gratuito y un sistema operativo telefónico copiado. Por supuesto, active esa opción:

Limit Ad Tracking

Aunque también tengo claro que los gitanos del GooglEvil se pasan esto por el culo y seguirán robando tu información como los buenos delincuentes que son, aunque posiblemente no en mi caso ya que mi buscador por defecto es el Bing.

Hay que ver como casi como quien no quiere la cosa, ya había visto algunas de las cosas nuevas y opté por poner a prueba esa aplicación de la que se habla tan mal:

El cine

Busqué uno de los cines a los que voy y aunque pueda parecer algo de otra galaxia, lo encontró. No solo eso, busqué la casa de mi amigo el Rubio y para hacerlo más difícil, le dije a la chocha de Siri que quería ir a su casa. Ella me dio un susto de muerte cuando me mostró esto:

Aquí está

Hasta ahora, jamás había podido hacer eso con la aplicación minusválida que proporcionaba GooglEvil, más que nada porque esos comemielda no saben que la calle de mi amigo llega hasta el número 45 y llevan años con el convencimiento que acaba en el número 40. Jamás se han molestado en reconocer su error. Siri me aterrorizó hasta las lágrimas cuando comenzó a guiarme dándome las instrucciones con VOZ, algo como del siglo XXX (equis-equis-equis para aquellos que han sufrido los últimos sistemas educativos españislavos). Otro día, queriendo ir a clases de italiano, GooglEvil pretendía que pedaleara ochocientos metros de más ya que por mucho que digan, Tom Tom es una empresa holandesa y tiene los mejores mapas del país. PUNTO.

Por culpa del iOS 6 estoy enganchado a los panoramas, ya que han conseguido convertirlo en algo tan fácil que hasta un tonto como yo puede hacerlos:

Haciendo un panorama

Anteriormente tenía una aplicación específica pero la desarrolló un cejijunto que debe pensar que todos tenemos ceja única como él y que le metió tantas opciones y ajustes que para cuando acabas se te han quitado las ganas de hacerlo. Creo que lo denominan la filosofía del Androitotorota.

Casi por último, abrí el Safari para ver la mejor bitácora sin premios en castellano a pantalla completa:

Safari a pantalla completa

Y al ir a escuchar el audiobook con el que estaba liado, descubrí un pequeño ajuste:

El iPod

Además de cambiar un poco el aspecto de los botones, ahora puedo avanzar quince segundos hacia adelante, algo útil cuando escuchas Podcasts y te quieres saltar las partes en las que te tratan de vender el piporro de su puta madre.

Seguro que hay más cosas increíbles pero estas son las que a mí me interesaban.

9 respuesta a “iOS 6”

  1. Genín… eres dios.
    Me ha encantado lo de “No veo lluvia, Master”, es como una amiga imaginaria-medio porno, porque ciertamente le han puesto voz un poco de guarrilla, pero bien.
    Lo de los mapas no lo defiendas mucho todavía, no está bien, no jodas, hay sitios de las Rías Baixas que mete cerca de NY, pero lo arreglarán.
    Un amigo se encargó la semana pasada el 5 en blanco y le dan de 3 a 4 semanas de espera, el pobre hombre por poco convulsiona, y eso que tiene el 4S…. pero el vicio es lo que tiene.

  2. Virtuditas, vuelvo a repetir porque parece que no lo leéis. Sus mapas son los de Tom Tom, una empresa holandesa, con la mejor cartografía de Holanda y yo, casualmente vivo en HOLANDA. Sus mapas son perfectos en este país. Ayer mismo, la ruta desde mi casa a la pista de patinaje. GooglEvil maps: 10,4 kilómetros y metiéndome por territorio terrorista musulmán en el que seguro que me roban. Apple Maps: 9,4 km yendo por el camino absolutamente más corto. Ambas rutas fueron creadas igual, para ir caminando. Resultado, 1000 metros menos y un viaje seguro.
    No puedo comentar otros países porque no lo he usado fuera de aquí pero en este, tienen la mejor cartografía posible. PUNTO.

  3. A mí me ha desaparecido la aplicación de youtube del ipad, supongo que será por la actualización.

  4. No te ha desaparecido, apple la quitó. Es de GooglEvil y ya sabes que al enemigo NI AGUA SIN GAS. La puedes buscar en la App Store y volver a descargarla.

  5. Virtuditas, que exagerada eres, pareces andaluza, si fuera dios, aunque fuera con minúscula, hubiera hecho este mundo bastante mejor de lo que es, que tampoco es tan dificil…jajaja
    Besos y salud

  6. En la apple store veo muchas aplicaciones para youtube, pero no la original o yo no la encuentro, me parece que la han quitado directamente de todos sitios.

  7. Pon en googlEVIL llutube iTunes y el primer resultado es SU aplicación. También la tienes en la lista de las aplicaciones gratuitas más descargadas, en primer o segundo lugar.

Comentarios cerrados.