La bicicleta hortera

Hoy debería comenzar una nueva serie pero con la movida de ayer, me pasé la tarde con los dramas y los arreglos funerarios por el Güaza con toda la chusma y la gentuza que parece estar esperando que me abiquen y al final se me olvidó totalmente el seleccionar las fotos de la nueva serie. Por suerte tenía una foto de una bicicleta que se cruzó en mi camino por Viena y así inauguramos la nueva etapa en el hospedaje de imágenes fuera de flickr para esta categoría con la foto de hoy, una aberración deleznable que merece la pena de muerte directa para el que la hizo. Lo de pintar la bicicleta con un color hortera para que no te la roben es algo que se ve con cierta frecuencia en Holanda, pero lo de pintar la cadena también, eso demuestra un nivel de estupidez tan alto que clama al cielo. La bici parece tener el nombre de una de esas cadenas de esclavitud de pobres para la distribución de comida para gandules y perroflautas que parecen preferir que les traigan el plato a casa de un restaurante cercano a aprender a cocinar. Dicha cadena, después de algunos reveses judiciales por los Países Bajos, abandonó este mercado el año pasado. La bici de la imagen tiene toda la pinta de no ser muy práctica para los Países Bajos, sin guardabarros por aquí es básicamente una invitación a pringarte de pé a pá cada vez que llueve, algo que puede suceder a menudo y en el caso de las dos semanas pasadas, todos los días y varias veces al día. Supongo que en Austria no les llueve tanto o el propietario tiene puntos adicionales de estupidez por este detalle.

Una respuesta a “La bicicleta hortera”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.