La trabajosa marcha

Ya he comenzado la épica tarea de desvincular el mejor blog sin premios en castellano de flickr y esto va a ser como mi cruz durante los próximos meses. Dudo mucho que lo termine antes del final de enero pero para entonces las zonas más problemáticas ya estarán a salvo. Durante la semana, robando horas de aquí y de allí y dejando de acudir a la tertulia del café en la oficina, he movido ya todas los posters de las más de doscientas películas que he visto en el 2018 y ya he puesto una cuarta parte del 2017, con lo que si mantengo el ritmo, antes de llegar diciembre tendré todo el cine a salvo. También he descubierto que puedo reordenar la galería como quiera y el resumen visual del año está super-hiper-mega a salvo. Al mismo tiempo, las fotos que estamos viendo de Siargao ya están en su nuevo hogar y pronto comenzaré a pasar álbum tras álbum. Les seguirán las bicicletas, las cervezas, actualizaré las del club de las 500 (que técnicamente quedará congelado en enero para toda la eternidad) y el otro día actualicé las puntuaciones de las películas, ese número que aparece en la parte inferior y ya están en su nuevo hogar. Cuando haya hecho todo eso, aún quedará un montón, como las fotos de las anotaciones contando viajes, esas que no pertenecen a ningún álbum y que hago con el teléfono. Lo que sí que no haré, por el momento, es ordenar los resúmenes visuales de los años anteriores al 2018. Los cambiaré pero las fotos estarán desordenadas hasta que tenga tiempo y ganas y me lo curre. Los vídeos, como son menos de mil, quedarán en flickr hasta que vuelvan a cambiar de opinión.

Paralelo a todo esto, estoy subiendo a mi GooglEvil fotos toda la parte privada de la colección, las setenta y cinco mil fotos que hay en flickr con mi vida y viajes desde el 2002. Ya he completado hasta el año 2007, este último tomó un montón de horas porque las fotos empiezan a tener más tamaño. Seguiré añadiendo un año cada vez hasta llegar al 2018. Por suerte, todas las nuevas que hago con el teléfono ya van directamente ahí. He encontrado un montón de viejas rarezas, momentos únicos que he compartido con aquellos que los vivieron o sufrieron.

Y un bono extra que borraré el lunes. Aún sin ordenar ni completar porque sigo viendo películas pero con todas las películas hasta el domingo de esta semana, esta es la mega-galería que conformará el álbum visual del 2018. Salvo por las cuatro últimas, el resto ya tiene el enlace a la anotación con su película correspondiente. Se acepta la crítica destructiva y constructiva, por ejemplo, puedo reducir el tamaño de columnas a cuatro, con lo que las miniaturas serán más grandes pero al mismo tiempo, la lista será aún más enorme. También puedo quitar el enlace a la anotación de la parte inferior y hacer que solo aparezca cuando uno se mueve con el ratón sobre la imagen correspondiente:

Una respuesta a “La trabajosa marcha”

  1. Menudo trabajo te están dando los tíos esos, cabrones…

    En fin, que a mi el tema de las pelis me parece bien tal y como está en esta entrada, me parece perfecto 🙂
    Salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.