La visita al Photokina 2010

Vamos a comenzar con lo de siempre. Qué desgracia más grande que tiene el ser asocial. Qué más quisiera yo que ser como todos los comemierdas esos que tienen Caraculolibro y se pasan el día en casa actualizando su perfil y contactando con sus quinientos más-mejores-amigos. Pero claro, como yo he venido a este mundo a sufrir y no quiero tener más que un puñado de gente que realmente me conoce, acaban embarcándome en todo tipo de aventuras en el mundo real y hoy me tocaba sacrificarme y tomarme un día de vacaciones (sí, otro de los cuarenta y pico que tengo este año) para ir con mi amigo el Moreno a la última edición del PHOTOKINA, la mayor feria fotográfica del universo y un evento que se celebra cada dos años en la ciudad alemana de Colonia. Así, mientras todos los que no son mis amigos dormían y soñaban con incrementar sus redes sociales y superar los mil contactos para conseguir el título de puta-rastrera social yo me levantaba a las seis de la mañana en mi día de vacaciones y después de despachar los asuntos más trascendentales en el Trono, desayunaba un delicioso bollo suizo casero y me iba en bicicleta a la estación de Utrecht. Allí me encontré con mi amigo y en el primer tren de la mañana nos íbamos hacia Colonia.

I am Photokina

En esta edición se celebran los veinte años de feria y llega a sus dos décadas en plena explosión del hobby fotográfico. Nunca en la historia el acceso a la fotografía fue tan sencillo y económico. Desde prácticamente nada hasta una fortuna, hay algo para todos. A propósito, comentar que he incrementado el tamaño de las fotos en flickr en un asombroso sesenta por ciento y si hacéis clic en ellas las podréis ver en un tamaño mayor. Este nuevo tamaño lo compartirán todas las fotos que vaya poniendo a partir de ahora.

We speak Image

Nosotros HABLAMOS el lenguaje de las IMÁGENES ya que de siempre hemos sido y seremos CANONISTAS, una religión muy agradecida. Nuestra primera parada fue en el siempre abarrotado pabellón de CANON, indudablemente la mejor compañía fotográfica del mundo mundial. Allí babeamos con los prototipos de sus nuevos objetivos, sobamos la nueva 60D que no me pienso comprar y asistimos a una presentación de Jonathan & Angela Scott.

Jonathan & Angela Scott en Canon

Asumo que todos estamos en el mismo nivel subintelectual y hemos visto los documentales de este matrimonio y las increíbles fotos que han hecho a lo largo de las últimas décadas. Es un honor y un privilegio el recibir los trucos y consejos de una gente que hace fotos tan asombrosas que asumes directamente que han sido manipuladas. Por descontado, ellos solo trabajan con el mejor de los equipos y por eso usan Canon.

Mística con abanico

Después hicimos el paseo de rigor por todos los pabellones e incluso compramos algunas cosillas. Por todos lados ponen a modelos para vender los productos y que la gente les haga fotos e incluso es probable que un fotógrafo profesional te de algún consejo. Ir a esta feria es una experiencia que no se puede definir, hay que vivirla. Te cruzas con leyendas vivas de la fotografía y puedes jugar y tocar lo último en tecnología, cosas que ni siquiera han llegado al mercado. En un puesto de chinos me compré un difusor para mi flash por dos eurolos. Flipé en colores, en las tiendas de fotografía te sablean por esa misma pieza de plástico.

Payo, cómprame la cámara

En muchos lugares nos paramos a hablar con los comerciales y nos explicaban todo lo que queríamos saber además de inundarnos a catálogos que seguramente acabaré botando a la basura. Pude tocar y manejar el trípode Benro que me quiero comprar y que pediré a través de Internet y también vi el juego de luces strobist que me temo estará en mi casa antes del sábado.

Lensbaby ojo de pez

En el puesto de Lensbaby me dejaron jugar con sus objetivos y me lo pasé muy bien pero al final sigo pensando que no son más que un juguete, curioso y puede que interesante para un par de fotos pero no algo que quiera tener en mi equipo porque no lo usaría con frecuencia y creo que puedo conseguir el mismo efecto con los programas de edición fotográficos. La foto anterior la hice con un objetivo lensbaby al que acoplamos un ojo de pez.

Pedazo de putorro

Al final como siempre acabamos yendo a los lugares en los que exponían la carnaza, con unos putorros del copón que permanecen estoicas durante horas enseñando la chicha para que todos los viciosillos que no gustan de las redes sociales nos podamos hartar a hacerles fotos. Es también el lugar en el que más de uno sale agarrotado. Justo al lado mío estaba la que debería haber sido mi foto de la visita al Photokina de este año y que me perdí: uno de los empleados encargados de la limpieza del recinto ferial, un señor con pinta de turco y más de sesenta años, se paró a mirar la chocha del miércoles esa y literalmente babeaba de felicidad viéndole las tetas y seguramente comparándolas con la imagen mental que tiene de las de su parienta la Orca, la cual no las muestra desde que los Beatles se separaron.

Zorreando un poco

Mi zorrón favorito fue otra, la de esta foto, aunque estaba algo escasa de culo pero se le perdona porque de resto estaba perfectamente equipada. Esta sola congregó más gente que el resto, era la sensación de la feria.

El mayor fotoglobo

Cuando acabamos nuestra visita, cruzamos el puente sobre el río Rín andando (aunque con la entrada va incluído un pase para TODO el transporte público de la ciudad de Colonia) y después de visitar las tiendas fotográficas del centro de la ciudad, entramos al mismo restaurante al que fuimos un par de años antes, nos dimos un homenaje a comida alemana (nada de dieta metrosexual mediterránea) y nos pusimos tibios a cerveza local antes de regresar a la estación y tomar el tren que nos devolvió a la ciudad de Utrecht, a la cual llegamos a las nueve y media de la noche, 14 horas después de partir.

Ha sido un día increíble en el que te sientes como un niño con juguetes nuevos y te diviertes con todo. En el año 2012 también estaremos allí.

6 opiniones en “La visita al Photokina 2010”

  1. Envidia envidia, de la sana, si que me gustaría ir a una de esas ferias, ya caerá un año de estos. Aunque si lo hubiera pensado este año era ideal, La mejor marca del mundo mundial (lamento disentir contigo)saca un nuevo modelo que espero comprar para sustituir a mi ya cuasicaducada Nikon D70, me hubiera gustado poder verlo.

    La del maquillaje corporal está espectacular.

  2. Te habrías llevado el disgusto del milenio porque los secundones no tienen la máquina acabada y no había ninguna para jugar, solo una escondida tras una vitrina y totalmente camuflada como cámara de vídeo con lo que parece que solo han hecho el chasis. Si a un mes de tenerla en tiendas no hay una sola unidad para el Photokina, huele a que van a haber retrasos. Lo que hicieron fue llenar los mostradores con la D90, la cual está más vista que las tetas de la Berrocal.

  3. Estoy seguro que la mayoría de los visitantes tenían una cuenta en alguna de las redes sociales…jajajaja
    Eso no quita para ser aficionado a la fotografía ¿O si?
    Cualquier día vas a cabrear a alguno de los insultados/as y te va a poner a parir…jajaja
    Salud

  4. Genín, la tienen en foros fotográficos, lugares como dpreview.com y demás, sitios en los que se estila el antiguo formato de los foros y en los que no hay lugar para sandeces. Y sí que me ponen a parir pero como los comentarios los modero tal cual me sale de los mondongos, se los borro sin más miramientos y me quedo tan ancho. Esta semana han caído más de veinte comentarios …

Comentarios cerrados.