Looper

LooperLo mío con la ciencia ficción es meramente enfermizo. Ponme un trailer en el que se ven coches futuristas o naves espaciales y ya puede estar protagonizada por el mismísimo PoZí que yo voy al cine a verla con una certeza absoluta. Esta regla no se aplica a la fantasía, así que aquellos que confundan los géneros que sepan que elfos, enanos y hobbits no son más que diferentes tipos de mariconas y reinonas acabadas y no, no suelo ir a ver esas películas ya que me solidarizo con las hembras a las que marginan. Bueno, regresando al tema, que desde hace un par de meses sabía que rulaba por el universo una película de ciencia ficción y el gran Dios de la planificación me castigó por algún pecado que seguramente he cometido y se ha estrenado en todo el universo antes que aquí. Se trata de Looper y en España por ejemplo la pudisteis ver a mediados de octubre, así que dudo mucho que siga en cartelera.

Un julay dice chimpún y a su lado aparece una versión avejentada de sí mismo, con el mismo hocico de penca vieja de la Princesa del pueblo

Un chamo del presente trabaja de asesino a sueldo de gente del futuro, o eso que todos conocemos por Looper. Le mandan los encargos a un descampado y allí mismo los finiquita y se deshace del cuerpo tirándolos a un horno que al parecer nadie vigila. Como los muertos son del futuro, nadie se entera y con cada cadáver le mandan algo de plata. Su contrato acaba cuando le envían a su versión de treinta años más tarde y ha de matarlo, solo que a este chamo, el suyo le viene a cara descubierta y como revolucionado y ambos comenzarán una carrera loca por detenerse el uno al otro y ver que versión de uno mismo sobrevive.

Con las películas que tocan el temilla de los viajes en el tiempo es mejor no pararse a pensar porque a poco que lo hagas, empiezas a encontrar unos agujeros del tamaño de túneles y por eso, yo como un girasol enfilo la pantalla y no pienso. La película es una entretenida historia de acción, muy dinámica y con dos hombres que en realidad son el mismo con treinta años de diferencia. De joven tenemos al fabuloso Joseph Gordon-Levitt, un actor que me gusta muchísimo y que parece saltar del cine independiente al comercial sin ningún problema y en ambos está fabuloso. Seguramente porque sabe actuar y porque es muy competente, sus escenas resultaban siempre las más interesantes. Su versión vieja la interpretaba un Bruce Willis al que el tiempo no ha perdonado y que ya parece el abuelo que te cuenta batallitas. Su parte es más simple y parece limitarse a poner cara de mala leche y tener flashbacks en los que siempre vemos a una chocha. El trío de protagonistas lo cierra Emily Blunt como una madre que puede que no lo sea y que parece ser que es violenta pero que no lo es en realidad, o sea, una mujer que debe tener la regla y ese mes le ha venido cargadísima. Con un guión que se retuerce continuamente y que nos lleva de escenario de acción a escenario de acción sin pararse a meditar y unos buenos actores, esta parece ser una de las sorpresas de la temporada. Tengo que reconocer que me pareció fantástica y la disfruté como un pumuki, sobre todo las motos futuristas y los teléfonos minimalistas.

Definitivamente el tipo de cine que cualquiera con carné del Clan de los Orcos puede ir a ver y disfrutar y hasta es posible que un intelectual de GafaPasta la disfrute antes de meterse en absurdas discusiones sobre si es posible que en el mismo espacio-tiempo un mismo julay esté repetido. Si tienes oportunidad, no te la pierdas.

09/10

Una respuesta a “Looper”

  1. Las de este tipo, no me entusiasman, eso si, las suelo ver en la tele, en realidad en los últimos años, casi todo el cine lo veo en la tele, ya, ya se que tienes razón y que como en el cine nada, pero a mi las dificultades para ir a un buen cine, me superan.
    Salud

Comentarios cerrados.