Los chicos están bien – The Kids Are All Right

Los chicos están bien - The Kids Are All RightLo bueno que tiene el cine para intelectuales con gafas de pasta que ponen en la filmoteca es que se ven glándulas mamarias, aparatos reproductores femeninos y masculinos y hay mucha más desvergüenza que en el cine convencional, ese en el que las sábanas parecen estar hechas de materiales elásticos y se pegan a los protagonistas impidiendo que se vea nada y sembrando la duda sobre si en realidad hubo o no hubo coito. En la filmoteca somos cuatro gatos, el que más o el que menos un pervertido de primera, los ratones corren por el suelo tratando de cazar algo de lo que tiramos al suelo y las películas pasan desapercibidas para el resto de los mortales aunque sean excelentes. Una de estas pequeñas joyas es The Kids Are All Right, película que se estrenará en España en febrero con el título de Los chicos están bien y que está nominada a cuatro Oscars.

Las lesbos que vivían en casa de Madame Claude se han hecho mayores, han tenido dos hijos y ahora están asustadas porque restregar pipas arrugadas no es lo mismo ni es igual

Dos lesbianas parecen estar viviendo el sueño, como decía la orca gritona aquella que se hizo diez minutos famosa hace cosa de dos años. Están casadas (o al menos viven juntas) y tienen dos hijos ya mayorcitos, uno de cada una de ellas y ambos fruto de la misma semilla de la vida ya que las dos usaron esperma del mismo donante. Los hijos quieren conocer al padre y cuando lo consiguen, se lía la vida de todos y se pondrán a prueba los lazos familiares de una unidad familiar tan atípica y que definitivamente no está bendecida por cierta organización de cuervos tocadores de niños cuyo jefe se pirra por unos zapatos rojos de marca.

Cuando veía el trailer de esta película, nunca hacían demasiado hincapié en el hecho de que la pareja no es muy convencional y preferían centrarse en un padre que conoce a sus hijos y que parece tener la misma edad mental que ellos. Por suerte no siguen ese camino y la historia que nos cuentan es la de dos mujeres que ya están entrando en el tramo maduro de sus vidas y que ven como sus hijos se van a marchar pronto de casa para comenzar su aventura independiente. Esos chicos sienten una gran curiosidad por el padre que no conocen pero que saben que existe y cuando lo descubren, no es lo que ellos creían.

Hay un guión muy bien escrito, que se ríe de muchas de las ideas equivocadas que nos hemos hecho sobre las relaciones entre personas del mismo sexo y que a la vez nos abre un mundo nuevo y muy interesante para explorar, el de los donantes y esos hijos que han sido fruto de su interesada donación. Tenemos momentos divertidos y otros en los que la cruda realidad se impone y marca la pauta mientras cada uno tira para su lado y las cosas no son distintas de cualquier otra familia, una de esas en las que hay un padre y una madre. Esto posiblemente asuste a aquellos que claman en el nombre de su Dios y anuncian el fin del universo porque las cosas no se hagan como ellos dicen. Al final del día, el que es cabrón, es cabrón y da igual que sea hetero o homosexual.

Destacar la interpretación de Julianne Moore bordando su papel de mujer con dudas y el absolutamente genial de Annette Bening, una mujer que nos puede hacer creer cualquier cosa.

Este no es cine de masas y tampoco el tipo de película a la que acudes con la manada de Orcos el domingo por la tarde. Dicho esto, si te gusta el buen cine y tienes una mente abierta y puedes ver a dos mujeres formando un matrimonio sin que tus prejuicios te impulsen a salir del cine, es una que deberías ver.

08/10

2 opiniones en “Los chicos están bien – The Kids Are All Right”

  1. Estoy deseando verla, me chifla Julianne Moore, me parece sublime. Me la apunto sin ninguna duda.

Comentarios cerrados.