Marimandonas

Dentro del infinito universo del Hembrario, el cual espero llegar a abarcar completamente algún día, tenemos cosas tan curiosas como aquella de la cual quiero hablar hoy. No siempre han de ser los tipos relacionados con comportamientos sexuales y con más de veintidós anotaciones dedicadas al tema comienzo a hilar fino para encontrar esos nichos que pueden describir un tipo determinado de mujer. Os recuerdo que las diferentes categorías no son excluyentes, un putón verbenero puede ser una Jenny o una bosta puede estar desbaratada. Hoy quiero centrarme en las Marimandonas, un tipo que incluso está reconocido por el diccionario de la Lengua Española y que definen como mujer voluntariosa y autoritaria.

En realidad una Marimandona no existe como ser individual, nunca las veréis solas porque la misma esencia de su existencia está vinculada a otras mujeres. La marimandona aparece con el grupo y todo grupo tiene una y solo una. Cuando por alguna razón se juntan dos la situación se resuelve con una batalla de la que sólo puede sobrevivir una, la otra tendrá que buscar otro grupo y restablecer su poder. Hay hembras sumisas que pasan su vida saltando de marimandona en marimandona, aceptando que otras les indiquen lo que tienen que hacer o con quién pueden estar y ni se plantean el dudar de esa ficticia autoridad. Se someten sin mediar palabra. En algunos casos están bajo el control de múltiples marimandonas, una en el trabajo, otra en su círculo de amistades, otra en su familia y se amoldan perfectamente a lo que cada una de ellas impone.

Cómo y dónde surge una marimandona aún no ha podido ser explicado. Existen documentos que atestiguan que desde el principio de los tiempos han caminado junto a nosotros. Son las cancilleres que regulan la jerarquía en la manada, establecen y mantienen su poder mediante el chantaje, la lengua viperina y fundamentalmente el abuso y humillación de las otras. La marimandona tiene un don innato para detectar los puntos débiles de sus compañeras y lo usará para encauzar sus vidas. Les dirá lo que tienen que hacer y cómo hacerlo y cuando alguna de ellas se obstine y no le haga caso, actuará rápida y contundentemente para devolverla al redil sin escatimar saña alguna. La marimandona conoce perfectamente sus límites y se limita a ejercitar su poder con otras mujeres y niños, y jamás cruza la línea y trata de imponerse a los hombres. Es algo extraño y difícil de explicar y algunos expertos en la teoría femenina creen que este hecho está ligado a su propia supervivencia. Por supuesto que existen mujeres que controlan hombres pero esas no son Marimandonas, son ejecutivas agresivas, jefes competentes o buenas profesionales.

Recuerdo los años de escuela cuando una de las niñas, la marimandona oficial, controlaba todo el rebaño y hacía y deshacía a su antojo, rompiendo parejas, creando otras, estableciendo pactos con los machos circundantes y definiendo claramente las relaciones de poder en el colegio. Si alguien quería algo con alguna de las hembras de su manada, o pasaba por el aro y se la camelaba o mejor se pelaba el pirulí hasta sacarle punta porque no conseguiría nada del objeto de su deseo, era un prerrequisito el conseguir la aprobación de la marimandona.

También es de notar que NO existe el marimandón, esa palabra no está reconocida en el diccionario porque no existe un término para describir a un hombre autoritario que arrastre la carga despectiva que tiene el de marimandona.

La próxima vez que veáis un grupo de mujeres, miradlas bien, rebuscad en ese grupo alegre y dicharachero y observadlo. Pronto averiguareis cual de ellas es la marimandona por su forma de moverse, de hablar, de dar órdenes directas y si queréis entrarle a alguna de ellas, ya sabéis cual debe ser vuestra primera parada. La única forma de evitar su influencia es con una estrategia de aislamiento que separe a vuestro objetivo del resto del grupo y de esa forma la influencia de la marimandona no será tan decisiva, pero incluso en ese caso puede suceder y sucede que la marimandona no apruebe vuestra relación y hará lo imposible por acabarla y en sus manos está la autoestima de su subordinada.

Nunca me cansaré de repetirlo. Si quieres leer todas las anotaciones relacionadas con esta, entra en el Hembrario y que Dios reparta suerte

17 opiniones en “Marimandonas”

  1. Peaso despcripción…es verdad que siempre en todo grupo grande de mujeres hay alguna marimandona. Siempre me han dado un mal rollo impresionante. En casos así la única salida es: salir de la manada aún a sabiendas de que puedes estar sola un tiempo, o quedarte sumisa ante los antojos de este ogro con falda. Yo personalmente me quedo con la primera. La última marimandona que recuerdo, se confesó años tarde lesbiana. Ímaginate la frustración, querer conocer-salir con chicos, pero…ninguno le caía bien. Nos quería sólo para ella. Terrorífico. Desde luego esa mezcla produce un ser que da un poco de miedo.

  2. Tremenda tarea la tuya analizando las mujeres con lo raro que son en general 🙂
    Gracias por las pelis. Estuve ayer y me la pasé muy bien.
    Un abrazo.

  3. ¿Quién eras? ¿la que iba con el viejo alto y calvo, la rechoncha morocha acompañada de 3 rubias endiosadas y faltas de educación, la rubia alta y solitaria que se sentó a mi lado y se mantuvo toda la película tensa? En ambas películas me senté bien adelante porque odio tener una multitud haciendo ruido entre la película y yo. Cuando salí pensaba que me gustó mucho más Iluminados por el fuego pero hoy creo que Morirse en domingo es una película más completa y divertida.

    Por culpa del retraso en la primera película no pude ir a comprarme un helado. Al salir del cine, un poco más arriba, hay una heladería excelente. En los pocos minutos que tuvimos corrí al AH que hay en la calle para aprovisionarme de leche que no quedaba en mi casa y ese es uno de los pocos supermercados que abre hasta las diez de la noche en la ciudad. Después volví al trote y entré para la segunda sesión.

  4. Quién eras tú? Yo llegué con angustia pensando que me perdería la primera película, desde A’dam perdí mi tren a Utrecht y con el siguiente llegaba con el tiempo contadito, pero finalmente llegué . Yo fui sola al cine. Al final no ataqué a nadie como te prometí, sólo me dediqué a pasarla bien con las pelis, por eso no sé quién de TODOS eras tú.
    A mi la peli de iluminados por el fuego me pareció muy buena, la escena donde escenifican la guerra les quedó muy buena, a nivel de producción es excelente.
    Pero Morirse en Domingo me gustó mucho más por el guión y el desenlace, me recuerda mucho a Venezuela y como todo lo que parece imposible en nuestros países latinoamericanos se hace posible.
    Un abrazo.
    p.s. No soy rubia.

  5. En la primera película yo estaba junto a la puerta, con mi teléfono ladrillo navegando por internet. Fui uno de los cuatro primeros en entrar. Creo que me puse en la fila 4 o 5. En la segunda película llegué cuando ya había entrado casi todo el mundo y antes de bajar las escaleras guardé mi entrada en la cartera en la parte de arriba y me quité la chaqueta aprovechando la barandilla para dejar el vaso que llevaba en las manos.

    La escena de la guerra no es muy buena, es una auténtica virguería, parece hecha por los americanos con cientos de millones. La mexicana es triste y alegre, cruel y llena de esperanza y te identificas con el pobre joven al que todo le va saliendo mal. Cuando hable de esas películas creo que reflexionaré sobre el sino de ser latino, de saber que nuestra sangre está bien podrida y que de cada cuatro, uno nos sale oveja negra.

    Al final 9 películas en cinco días aunque una de ellas no fue en el festival. Este fin de semana igual voy al Pathé de Munt y me veo cuatro películas más y completo la semana en la que vi trece películas.

  6. Yo no me fijé en nadie la verdad, no tengo ni idea de quién eras, tampoco me fijé quién entró de último, o tenía un vaso en la mano, nada, estaba más pendiente de una piruleta que me había comprado y dejé a medio comer en la peli de iluminados y que al meterla en la cartera me había manchado todo jejjee. Además supuse por tu advertencia que no querías conocer a nadie y por eso no busqué a Nadie! 🙂 .
    A eso me refería de la escena de la guerra para el poco presupuesto que manejan me pareció que les quedó muy buena a nivel de producción, el cine barato cuando toma esos riesgos puede llegar a ser muy cutre, pero les salió bien.
    Al final la vida en latinoamérica es como defines la peli:triste y alegre, cruel y llena de esperanza.
    Yo iré al Melkweg en A’dam que desde hoy hasta el 22 van a pasar varias pelis del festival que no me he visto, así no me las pierdo. 😉

    Un abrazote.

  7. No sabía lo del Melkweg, tendré que revisar la cartelera porque me dejé al menos dos películas que no me cuadraron. Mi lista estuvo compuesta de Mariposa negra, mi mejor enemigo, Padre nuestro, una estrella y dos cafés, la niña en la piedra, nacido y criado, iluminados por el fuego y morirse en domingo.

  8. “Por supuesto que existen mujeres que controlan hombres pero esas no son Marimandonas, son ejecutivas agresivas, jefes competentes o buenas profesionales.”

    Siento no estar de acuerdo. En mi opinion, hay otro grupo que son loas reputas que no tienen otro objetivo en la vida que dominar, al pobre (y gilipollas) de su marido, novio o similar. De estas conozco un par, y por suerte (o por buen trabajo preventivo mio) nunca me ha tocado una, pero las he visto actuar de cerca, y lo que mas miedo da es que hacen pensar a sus pobres (y gilipollas) victimas que ellos quieren hacer en realidad lo que ellas dicen.

    Apuntate este, investiga, y las analizas, que dan mucho juego.

  9. Jammer genoeg! Será para la próxima.

    El comentario de Dani me ha hecho acordar de un par que conozco, por cierto ayer en el festival me conseguí a una…
    😉

  10. Dani ya he dicho que los distintos tipos no son excluyentes ni he terminado. Solo con las bolleras tengo para rato, por no hablar de las sumisas, golfas, pacharconas o farfullas por nombrar solo unas cuantas. Seguiré poco a poco.

    ALERTA: En los próximos minutos comenzaré la actualización a WordPress 2.2 y esto no va a estar disponible por un rato. Tomen un café, búsquense ladillas o hagan eso que no puede esperar más que volvemos tras la publicidad.

    Actualización: Estamos en WordPress 2.2 y no parece que haya ningún problema. Lo revisé durante la mañana en mi portátil y parece que todo va bien pero si alguien nota algo raro (aparte de los escoñes en IE6 que no puedo ni quiero arreglar) que me lo diga. Es la hora de SENSEO ?? lekker

  11. Ni idea. Lo tengo desactivado desde siempre. Yo uso Ecto para publicar y si quiero editar algo me gusta ver el código a pelo en el WordPress y no con el cutre editor visual que además llena el código de mierda.

  12. Creo que tambien tengo problemas con el manejador de los modulos de la barra del K2. 😛 (Presentation->K2 sidebar modules). Cagonto.

    Me apunto lo de Ecto ^^.

  13. Si estás usando el K2 entonces tendrás que ir a su página para ver el enlace a un sitio en donde te dicen como solucionar problemas relacionados con el K2 porque ese no usa los widgets de WordPress sino otros. vete a getk2.com y míralo.

Comentarios cerrados.