Master of the Universe

Tener un cabezón con las dimensiones que tiene el mío tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Entre lo bueno está que el tamaño desmesurado ayuda a producir más sombra y te mejora el equilibrio. Entre las cosas malas me molesta que se me pierden las ideas y los recuerdos entre tanta masa cerebral, porque lo mío, queridos, no es corriente. Hoy debería haber continuado aquello que empecé ayer peor el alcohol causa estragos y el alcoholismo es una religión muy sacrificada. No he llegado a mi casa como para ponerme a garabatear asuntos trascendentales y de hecho mientras calentaba el horno para hacerme la cena me dediqué a cortar el césped a oscuras, labor que bien seguro ha despertado la admiración de mis vecinos. Veremos mañana por la mañana que tal pinta mi jardín después de este arreglo vespertino.

Hoy celebraba con un par de colegas mi salida del reverso zarrapastroso y mi entrada en el universo. Jamás pensé que vería tantos marrones volando pero lo cierto es que me han caído tantos que ya los recibo hasta con indiferencia. El susto del día se lo di a la persona que nos encarga las tarjetas de visita. Me han cambiado las mías tres veces desde Abril así que como que me la trae al fresco. La tipa me mandó una ristra de correos para que le informara de mi nuevo puesto y así encargar las tarjetas. Yo que estaba de cachondeo y recién había sobrevivido a tres horas de reunión le respondí que mi nuevo título era el de Master of the Universe. Me despreocupé totalmente del asunto y sigo a mi bola, desfaciendo entuertos y dejando que los pobres y los miserables de espíritu me laman las uñas negras de los pies. Casi a la hora de marcharme me encuentro a mi jefe todo preocupado. El hombre me dice que ha habido un error con las tarjetas y me han encargado unas erróneas pero que no me preocupe, que ya han mandado a arreglarlo. La colega que tenía semejante misión sagrada aparentemente se lo creyó a pies juntillas y había pedido tarjetas con mi nombre y el título de Master of the Universe sin darse cuenta que me estaba riendo de su reducida capacidad intelectual. Me ha quedado pena porque hubiera fardado cantidad repartiendo esas tarjetas. Más de uno se moriría de la envidia.

Lo de Master of the Universe viene a cuento porque mi título de San Sulaco se me está quedando corto. Yo antes hacía milagros pero es que ahora me adjudican hasta lo que no he hecho y cuando oyes hablar a la tropa parece que yo solo salvaré el mundo y mucho más. Si se hacen caso a los rumores, vuelvo a Sudáfrica más pronto que tarde, visito Dubai, paso por España, Francia, Italia, Alemania y los países Nórdicos y aún me quedará tiempo para hacer mi trabajo, dirigir un par de proyectos y tocarme los huevos un par de horas al día para ver si es cierta esa leyenda urbana que dice que crecen con el tocamiento excesivo. Espero que no sean más que rumores porque yo ya voy bien surtido de trabajo. Tengo toda mi red de contactos echando humo y produciendo a manos llenas. Por suerte soy sociable y la gente tiende a ayudarme, algo de lo que abuso todo lo que puedo. En una semana en el puesto he hecho más de lo que esperaban en un mes y apenas me despeiné un día. Dentro de mi plan Maestro hay espacio para la venganza de mi antiguo vicepresidente y no pasa un minuto sin que le plante una semilla envenenada que tarde o temprano crecerá en su camino. ?l lo sabe y me mira con recelo. Estoy convencido que también trama algo contra mí y la confrontación promete. Yo no me detendré ante nada y como me toque los huevos, me caso con su hija adolescente y le amargo la existencia para los restos y veremos la cara que se le pone cuando me vea llegar a su casa todos los días a colgarme para tener una cena gratis y darle un gran abrazo gritándole papuchi, papuchi.

Como nota anecdótica decir que hoy hemos declarado abierta la temporada de setas. A la hora del almuerzo estuve en Gooilust con mi amigo el Moreno para hacer fotografías de esas pequeñas preciosidades. No será la última vez y espero que la temporada se de bien. Tarde o temprano me regalaré una serie completa de fotografías de setas. Tiempo al tiempo.

4 opiniones en “Master of the Universe”

  1. vamos no me jodas, … hay que ser cortita, en las próximas tarjetas pon lo del potro neerlandés, o directamente “Dios del Olimpo”…. y tú, sabiendo como son de cuadriculados, solo a ti se te ocurre…. pero tienes razón, tendría coña repartirlas.

  2. o directamente ‘GOD’ quizas piense que es una abreviacion de algo como CEO o cualquier mierda de siglas de esas

  3. He de admitir que las fotos de flores me causan la mas fría indiferencia, pero en cambio las setas me apasionan. Disfruto de ellas desde que era un enano. Lo malo es que me cuesta verlas y no babear… ¡Me pierden! 8)—

    A ver que nos traes.

Comentarios cerrados.