Memes en el mundo real

Vivir en un mundo propio alejado de la realidad tiene sus cosillas. Yo cruzo la frontera que separa mi florido universo de la realidad todos los días varias veces y aunque lo intento, a veces me llevo cosas de un lado hacia el otro. También sucede que voluntariamente empujo algo hacia el mundo real y lo impongo en éste. Son chorradas incomprensibles que me vienen a la cabeza o que escucho por algún lugar y que sin motivo aparente comienzo a usar repetitivamente. Pasado un tiempo la gente que me rodea las repite sin darse cuenta. Sería el equivalente de los famosos memes pero en versión pachanguera.

Una de esas paranoias innovadoras la adquirí en Sudáfrica. Los zulúes jamás hablan con otra persona o comienzan ningún tipo de comunicación sin un protocolo de cortesía básico. Mientras estaba trabajando allí lo refiné y lo adapté. Los hindúes en Omán también ejecutaban un ritual similar, aunque con algunas diferencias. Ahora cuando estoy en el trabajo y voy a hablar con alguien la conversación suele comenzar de la siguiente manera: Buenos días/tardes Señor, ¿cómo está usted y su familia? al principio la gente se quedaba en estado de shock pero poco a poco fueron entrando en vereda y ahora te responden siguiendo más o menos el siguiente formato: Buenos días/tardes, estoy bien y mi familia también está bien, gracias. ¿Y usted y su familia? a lo que yo respondo: Yo también estoy bien y lo mismo sucede con mi familia, gracias por preguntar. Tras este intercambio hemos creado un sólido canal de comunicación y podemos tratar el asunto que tengamos entre manos. Este sistema también funciona perfectamente con llamadas por teléfono.Después de unas cuantas veces mis compañeros comenzaron a considerarlo la forma natural de tratar y a usarlo entre ellos. Ahora vamos todos por la oficina saludándonos y preguntando por los nuestros. Algunos de los que llaman de otros países al principio se quedaban descolocados pero ahora le han cogido el tranquillo y todos lo practican. La gente que jamás ha estado expuesta a semejantes niveles de educación se quedan asombrados al oírnos hablar y suelen terminar con una sonrisa en la boca. Tras unas cuantas veces se adaptan y ya todo va bien.

La otra manía es más exótica y se popularizó aún más rápidamente por toda la oficina. Surgió después de volver a ver por la tele la película de Miss Congeniality esa en la que Sandra Bullock se ha de presentar a un concurso de belleza. Cuando en dicho concurso las chicas debían salir al escenario a hablar todas pedían lo mismo: World peace – Paz mundial. Yo ahora cuando voy a algún sitio en el trabajo de buen rollito o me cruzo con algún jefillo le hago la señal de la victoria (dos dedos en uve que no se trata de la señal del pajarito) y les digo: World Peace. Todo el mundo siempre ha pensado que yo no estoy muy cuerdo y lo aceptaban como otra de mis locuras pero un día alguien lo repitió y después otro y otro y ahora es que vamos todos por el complejo de edificios en el que trabajamos deseando la paz mundial. Lo usamos también como forma de pacificar los humos en las reuniones tensas en las que la gente se exalta un poco. Funciona muy bien. Lo más sorprendente es cuando veo gente con la que yo no trato que andan ejecutando alguno de los protocolos comunicativos que yo he establecido por el trabajo. Me inflo como un pavo de orgullo porque aunque me echen, sé que quedará una huella perenne de mi paso por ese sitio. Y ahora que nombro a las chicas que se presentan a esos concursos de bellezas me gustaría recomendaros que os paséis por el Diario de una Miss, un lugar que visito a diario y en el que lo real y lo irreal se dan la mano en un universo totalmente distinto.

11 opiniones en “Memes en el mundo real”

  1. pues a mi cuando me llamas solo me dejas gritos fantasmales en el contestador
    como la tia de la maldición o cosas así
    no das ejemplo!

  2. Je je, la ingeneria social es una ciencia la mar de curiosa. Recuerdo haber leido que un pueblecito una persona empezo a reir, otra se contagió y asi hasta que llego a un cartero que estaba a 2km del origen… las personas somo animales de modas.

  3. Deberías guardar esos mensajes que te mando desde la ultratumba nórdica. Son joyas que querrás recordar de viejo.
    Muad_Did, a veces no funciona. A una de las tías de recursos INhumanos llevamos cuatro años llamándola puta a ver si se convierte en una y nos la follamos todos los de la oficina y no hay forma. Es más estrecha que el callejón Diagon.

  4. no hablas su mismo lenguaje, así que recurre a ese lenguaje universal que todas las mujeres entienden,
    los euros

  5. Creo que la estrategia para la tipa de recursos inhumanos, no es la correcta, ni para ella ni para ninguna mujer creo que debieras usar esa estrategia si es que deseas cojer cacho. Te aviso que Bertín Osborne esta preparando un Master sobre las artes del flirteo, por si te interesa.

  6. No, si la muy PUTA al final se marchó de la empresa hace un mes. No era muy guapa, pero al estar rodeada de callos malayos y de obesas michelínicas resaltaba como una flor en un estercolero.

  7. A mí esto de que exista la posibilidad de que me echen a la puta calle me saca la vena INsensible y me pongo más romántico que bleuge (que a ver si supera esa fase que da ASCO).

  8. es una buena práctica lo que haces. Me recuerda a la película “cadena de favores”. Seguro que la gente con la que te cruzas se va con una sonrisa en los labios 🙂

  9. Sí, reirnos nos reímos siempre y no cuesta nada. Y lo mejor de todo, la gente se suelta y actúan de forma más desenfadada. En días como el de hoy que son particularmente productivos, sales del trabajo contento.

Comentarios cerrados.