Nova Zembla

Nova zemblaLos holandeses, cuando se trata de cine, parece que tienen tres temáticas principales. Hay un grupo considerable de películas en el que el sexo es un ingrediente principal, hay otras en las que las tramas con movidas durante la Segunda Guerra Mundial y la invasión alemana es lo que se lleva y un tercer grupo de películas de la época del Siglo de Oro holandés, cuando se lanzaron hacia la aventura en Asia y se deshicieron del yugo de España. Bueno, miento, desde hace cuatro años hay también un montón de películas sobre los marroquíes y los turcos y como les gusta más un crimen que un niño a un cura católico pero como a esas no voy nunca porque no les entiendo cuando hablan, pues para mí como si no existieran. Después de una intensa campaña comercial, ha llegado a la cartelera Nova zembla, la primera película en 3D rodada en este país, un drama épico sobre un grupo de hombres que se lanzan a la aventura. Por supuesto, es poco probable y más bien imposible que llegue a estrenarse en España así que no me prestéis demasiada atención.

El Clan de los Julays quiere ir a Asia por el norte y acaban mal jodidos y mal pagados

Una vez acabó la guerra de los ochenta años con España, Holanda está buscando desesperadamente una ruta que le permita ir hacia Asia evitando los navíos españoles. Alguien cree que por el polo norte se puede y se organizaron varias expediciones. Una de ellas es la de esta película, con un grupo de hombres que queda atrapado en el hielo en Nova Zembla y tendrán que sobrevivir a un invierno durísimo mientras la convivencia entre ellos se vuelve cada vez más difícil.

Esta película tiene un elenco de puro macho en el que brilla con luz propia Doutzen Kroes, la cual es una preciosidad de niña que tampoco es que sepa demasiado actuar pero que tiene un cuerpo que no veas y a la que tuvieron que meter con calzador en la película. Aparte de al comienzo y al final, durante la expedición no podían sacarla así que se inventaron sueños de su novio para meterla un rato por aquí, un rato por allá y calmar a las bestias en el cine que ven ese cuerpo perfecto y se emocionan. Por lo demás, la historia es bastante plana, con un grupo de hombres que salen en un barco de expedición y entre los que tenemos el payaso, el hijoputa, el tonto, el pollaboba, el ladrón y el acarajotado y cada uno de ellos hará su papel sin poder evitarlo ya que lo llevan escrito en su DNA. La historia arrancan en la ciudad de Amsterdam, en pleno auge de los protestantes y con una sociedad que empieza a levantar cabeza. La película sigue más bien a un joven que va en la expedición para escribir lo que allí suceda y que acaba haciendo amigos, buscándose enemigos y transformándose en un hombre. Está interpretado por un joven llamado Robert de Hoog que lo hace muy bien y logra darle un toque humano a su personajes, algo que algunos de los actores secundarios no tienen y quedan demasiado falsos. Los escenarios en los que se rodó la película son increíbles y lo único que se hecha de menos es que hubieran usado la tijera con más frecuencia y reducido el metraje, ya que le sobran tranquilamente veinte minutos. Pese a eso, está muy interesante y se puede ver con gusto.

Como no se llegará a estrenar en España, no hay que preocuparse. Si por un milagro llegara a la cartelera del país, nadie, repito, nadie, del clan de los Orcos debería ir a verla porque es algo muy avanzado para sus cerebros unicelulares. Para el resto, aquellos a los que les gusta ver cine que no está pensado para recaudar un montón de dinero, puede ser una buena opción.

07/10

Una respuesta a “Nova Zembla”

Comentarios cerrados.