Prince of Persia: las arenas del tiempo – Prince of Persia: The Sands of Time

Prince of Persia: The Sands of TimeHay un par de juegos que recuerdo con cariño de aquellos lejanos ochenta y noventa en los que la informática de consumo daba sus pasillos y alucinábamos con un entretenimiento en el que los pixels eran del tamaño de castañas. Tenían historias sencillas y básicamente se trataba de divertirte. Entre ellos destacaba el Príncipe de Persia, uno en el que saltabas, brincabas y hacías mil boberías mientras intentabas entrar en el palacio y que no te pillaran. De ese juego alguien ha decidido hacer una película o al menos han tomado el personaje y el título para una historia de acción de esas que llenan la cartelera en verano. Se trata de Prince of Persia: The Sands of Time y en España se ha estrenado como Prince of Persia: las arenas del tiempo. Comentar como curiosidad histórica que la película la vi en la ciudad malaya de Melaka y que el precio de la entrada, al cambio fue de 2.5 euros.

Un julay dopado hasta la moña mata a todo kiski por poder echarle un kiki a una viciosilla que vive en una barriada de lujo

Tampoco es que hay que prestar mucha atención a la historia pero por si alguno está interesado se trata de como un joven que vive en la calle es adoptado por el rey de Persia y crece como un príncipe y en una expedición con sus hermanos acabará involucrado en una aventura en la que tendrá que salvar el mundo, el universo y todo lo demás de la destrucción total y definitiva mientras todo el mundo lo persigue y trata de acabar con su vida. En el proceso se enamora de la chocha del martes y trata de ponerle la pierna encima y algo más si se deja.

Este es cine de puro entretenimiento. No hay que darle más vueltas. Es una historia sencilla en la que la acción nos mantiene agarrados al asiento y vamos de escena en escena sin preocuparnos por la continuidad o la veracidad de lo que nos cuentan. Os juro que hay momentos en los que me parecía estar reviviendo el juego y tengo que admitir que Jake Gyllenhaal es perfecto para el papel, con su cara de niño bueno alegre que parece que nunca ha roto un plato borda al héroe que no lo quiere ser y que desde muy pronto sabe que su misión es mucho más que imposible. A su lado hay un buen elenco de secundarios con los que nos echamos unas risas y por supuesto tenemos a unos malos odiosos de los que sabemos como van a acabar.

Una historia perfecta para ir con los amigos. Sencilla y directa, entretenida y sin grandes pretensiones. Cine de palomitas y refresco con el que matar un rato.

07/10

Una respuesta a “Prince of Persia: las arenas del tiempo – Prince of Persia: The Sands of Time”

  1. El actor este me sorprende un montón, pero aún cachas y todo como se ha puesto no se si podré dejar de verlo algún día como uno de los de BrokeBack Mountain…

Comentarios cerrados.