Quiz

QuizNo sé que pasa últimamente con el cine holandés que no llegan muchas películas a las pantallas y las que lo hacen son cine de niños o películas para marroquíes y en ambos casos, mi interés es muy limitado. Una de las excepciones de este año llegó precedida de una masiva campaña durante el mes anterior, con el trailer repetido hasta la saciedad en los cines del país y una amplia cobertura mediática en la que no quedaba claro si era una película de terror, un thriller, un drama o un poco de todo lo anterior. La película de la que hablo se llama Quiz y yo diría que la probabilidad de que se estrene en un cine en España es menor que cero así que no hay peligro.

Un julay famosete se ha de enfrentar a un psicópata que no veas que le quiere hacer pupita de la mala por la gloria de su esposa e hija

El presentador de un famoso concurso televisivo que ha dejado para continuar su carrera en otros proyectos ve como una cena familiar se convierte en una pesadilla cuando un tipo se acerca y le propone un juego a cambio de las vidas de su esposa e hija. A partir de ese momento será una carrera contrarreloj para tratar de salvarlas.

Incluso un cacho de carne con ojos como yo reconoce el nombre del director de cine Dick Maas y sabe que es uno de los que más éxitos ha dado al cine holandés. Sin ir más lejos, su anterior película, una revisitación en plan cine de terror de la leyenda de Sinterklaas fue un pelotazo que vio todo el mundo en este país. Por eso tenía curiosidad aunque el trailer no me daba buenas vibraciones. Esta es una película que casi parece una obra de teatro, con un reducidísimo equipo de protagonistas y basada fundamentalmente en conversaciones entre Barry Atsma y Pierre Bokma en la que gana por goleada el segundo, uno de los mejores actores en activo en este país. La película tiene un arranque algo chorra pero va ganando interés conforme avanza y tiene un desenlace de infarto aunque algo previsible o al menos yo estaba en gracia y lo vi venir desde un rato antes. Al tratarse de cine de bajo presupuesto no hay unos efectos especiales del copón pero tampoco les hacen falta. Uno de los pocos actores secundarios que aparece es el dueño de un restaurante italiano, el cual habla con un acento peor que el mío, que ya es decir. Al principio chocaba un poco pero más tarde la gente se partía la polla de risa cuando el tío soltaba algo en pantalla.

No sé ni para qué me molesto en escribir esto. No llegará nunca a una tele o un cine cerca de vosotros y de hacerlo, no es cine apto para Orcos con Clan o sin él.

06/10