Remolque para niños convertible

Remolque para niños convertible

Remolque para niños convertible, originally uploaded by sulaco_rm.

Y una nueva forma de llevar a los niños en la bicicleta. Esta es además muy práctica porque cuando llegas al destino, el carrito en el que transportas a los niños (caben hasta dos) se convierte en cochito y puedes llevarlos en su interior. Es un vehículo amplio, bien protegido y en el que los chiquillos viajan detrás de la madre. Los hay de varios tipos y otro día pienso poner otra foto en la que se ve mejor el carrito. Los pies de la mujer que se ven al fondo y la niña eran los de los dueños de la bicicleta, que me miraban curiosos mientras yo hacía la foto con mi iPhone.

En el Álbum de fotos de bicicletas encontrarás un montón de bicis que he ido fotografiando a lo largo de los años

5 opiniones en “Remolque para niños convertible”

  1. A mí también me gusta.
    Una pequeña actualización: Estoy en Cameron Highlands, en las montañas de la península de Malasia. Mañana salgo para Penang en donde no creo que pase más de medio día y desde allí sigo para Langkawi, otra isla paradisíaca en la que estaré dos o tres días. Desde allí vuelo a Kuala Lumpur y al día siguiente comienzo un safari de tres días en Taman Negara y de allí vuelta a la ciudad y un último día en hotelazo del copón a precio de risa.

  2. Yo tenía uno de esos. Cuando me hice con el coche lo vendí. Me lo compró una señora para llevar a su perro. Tuvo suerte ella que se ahorro muchas oelas y el perro por supuesto. Ahora mis hijas han de usar ellas la bici, una con 4 ruedas y otra zizaguea a dos ruedas.

    Disfruta de las vacaciones.

    Un beso.

  3. Por ahora me respetan bastante, no sé si por los anti-repelentes o por las cuatro pulseras que me pongo por la noche en pies y manos o por las redes que cubren las camas (aunque donde estoy hoy no hay red ni hace falta). Acabo de pegarme dos horas reservando el resto del viaje. Mañana toca pensión de nuevo en el centro de la ciudad (Penang), los siguientes 3 días tengo cabaña con vistas al mar en paraíso idílico, después hotel roñoso en el barrio chino de kuala lumpur (solo porque el tour sale desde allí y así me gano media hora de sueño), luego habitación con aire acondicionado y baño en el parque nacional de Taman Negara y al volver de allí super hotel.
    Con la comida y bebida tampoco he tenido problemas. Hoy me he tomado un batido de fresas en una granja de las mismas sin más problemas, por la mañana zumo recién hecho y en un mercado me compré una piña hervida que estaba del copón (mazorca de maís para otros ??). Esta noche voy a comer en un hindú o similar que nos recomendó el guía del tour y que sea lo que Dios quiera aunque con todos los que he hablado, nadie ha tenido malas experiencias. El agua parece limpia y la comida muy cuidada.

Comentarios cerrados.