Stoker

StokerEstaba entrando yo en la filmoteca de incógnito, con mis gafapasta sin cristales y de repente me di cuenta que había algo raro. ?ramos demasiados los normales, en lugar de los frikis habituales, con sus pintas hippies y esos bolsos que parecen sacos de papas, allí teníamos a gente normalita, pibas enseñando chicha y chamos que mientras supuestamente hablan con sus amigos están escuchando música a todo meter con auriculares y mensajeando a otras personas, que es lo que hoy en día se llama comunicación y que sucede en al menos tres niveles simultáneamente. Me sorprendió porque eso quiere decir que una de las películas marginales que ponen allí había cruzado la línea que separa el cine de autor del comercial. La película se llama Stoker y se estrenó en España con ese mismo título en mayo y supongo que no la tradujeron porque todos y cada uno saben como se traduce al español. En sudamérica la han titulado Lazos perversos que da idea sobre el tema.

Una julay con picores en el chichi se encoña de su tío y se ensaña con la pelleja que la parió

Un tipo muere el día que su hija cumple los dieciocho años y en el entierro de su padre conoce a su tío, un julay enigmático y más bien rarito. El colega se muda a vivir con ella y la madre y la niña acaba por sentir una atracción que le sale de entre las piernas. El tío es raro como pocos, cruel y despiadado y parece tener su propia agenda. La joven se irá obsesionando con el tipo y la cosa no podrá acabar muy bien.

Aquí volvemos a tener la eterna discusión de continente o contenido. El director es un cabezudo koreano de mierda, un tal Chan-wook Park que al parecer es muy conocido por sus películas anteriores y está claro que le gusta buscar el aspecto visual, currarse la posición de la cámara, la forma en la que se mueve y tratar de determinar nuestra experiencia en base a esto. El problema es que la cosa aburre, que la historia se lía tanto que llega un momento en el que deberían poner en el lado de la pantalla mensajes informándonos de por qué suceden las cosas ya que te ves perdido. La protagonista es Mia Wasikowska y supongo que le recomendaron que se endiñara un tampón de hielo para aparentar frialdad y eso es lo que hizo. Se mueve por la pantalla como un cromo aburrido y patético y solo se le perdona porque es follable. Su madre la interpreta Nicole Kidman en uno de los peores papeles que ha hecho en su carrera. Se mueve en una casa enorme como si fuera un fantasma y por no lograr, no consigue ni inspirar lástima. El tío es un tal Matthew Goode que ha conseguido con un solo papel que le coja manía y que lo evite en lo posible. En fin, que no me voy a extender más. Es aburrida, supuestamente debía impactar por el morbo y las movidas raras de la familia pero conmigo no lo lograron.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, ni te molestes. Si tienes GafaPasta, seguramente tendrás que sacrificarte e ir al cine por aquello de fardar en la máquina de café con tu conocimiento de los directores cabezudos koreanos y sus movidas raras. Todos sabemos que al llegar a tu casa llorarás porque te aburrió tanto como a nosotros ??

2 respuesta a “Stoker”

  1. Ya echaba de menos tus críticas de cine!! Teniendo en cuenta el porcentaje de palabros que hay por párrafo parece que la película no te gustó, pero si no recuerdo mal, eso no es indicador suficiente. Bueno tienes, a partir de ahora, un lector aplicado más!!

Comentarios cerrados.