Tanque en el Museo de la Guerra en Siem Reap

Una de las visitas más interesantes en la zona de Siem Reap es la del museo de la guerra. Está cerca del aeropuerto, alejado de la ciudad (o el poblacho) y no merece más que una pequeña mención en muchas guías turísticas ya que la gente va allí para ver los templos y seguir el camino, olvidándose que Camboya estuvo durante décadas en medio de un drama humanitario de proporciones dantescas. La entrada al museo costaba cinco dólares e incluía a un guía que te explica las cosas y que suelen ser lisiados por minas o veteranos de guerra. El museo es al aire libre y si lo que buscas es ver lo último en armamento militar y en perfectas condiciones, te llevarás un disgusto. Allí lo que hay son los restos de lo que quedó tras la guerra, terribles y durísimos, como el tanque de la imagen, rodeados por árboles y en un lugar muy idílico que contrasta con lo que nos quieren contar. Para mí es una visita obligatoria si estás en Siem Reap. El noventa por ciento de los turistas no deben pensar lo mismo y al sitio llega la gente con cuentagotas.

5 respuesta a “Tanque en el Museo de la Guerra en Siem Reap”

  1. Esa es una de mis debilidades, me apasionan los museos de guerra, TODOS sin excepción, el mas acojonante que he visto en mi vida y que me dejó con las bragas bajadas es el de Londres…
    Salud

  2. Que alivio! Ya pensaba que se me rompían (más) los esquemas antes de terminar el año 😉

  3. El contraste del mamotreto con el paisaje…duele.
    Me refiero a dolor en el alma, y no a la vista.

Comentarios cerrados.