Thung Chai en la isla de Duy Vinh

Thung Chai en la isla de Duy Vinh

En el pasado, cuando España oprimía adecuadamente a la ralea repugnante de los truscolanes, el grupo folclórico más odiado en el universo era el de los gabachos que después de tocar los mondongos a los europeos durante eones también pasaron por Asia. En Vietnam su misión era la de exprimirlos al máximo y por eso crearon impuestos para todo y uno de ellos era por tener barcos, haciendo que los pescadores no pudieran vivir de su oficio por culpa de los impuestos. Los vietnamitas de la zona de Hoi An, espabilados como pocos, construyeron unas cestas grandes que estaban libres de impuestos y con ellas, los pescadores se metían en el agua y pescaban, por supuesto a escondidas de los gabachos que solo los veían transportar las cestas pero no sabían que eran barquillas. Después de deshacerse del yugo opresor y poder usar barquillas normales las barcas redondas o Thùng Chai dejaron de ser populares pero todavía quedan algunas que se pueden ver por la playa o en la isla de Duy Vinh, en donde la simpática chama ancestral de la foto te explica como remar y navegar en esas barcas tan raras y que no tienen proa ni popa.

3 opiniones en “Thung Chai en la isla de Duy Vinh”

  1. Que historia tan interesante, eso habria que hacer en Truscoluña con los impuestos para que se enteraran de lo que es opresión…jajaja
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *