Zwartboek – El libro negro

ZwartboekLo admito. Soy un gandul. Pude haber visto esta película cuando se estrenó en los Países Bajos hace meses pero no lo hice por la pereza que me daba verla en neerlandés sin subtítulos. En mi defensa diré que como sigue en cartel ya he quedado con un amigo para volver a verla, esta vez sin doblaje de por medio. Me estoy refiriendo a Zwartboek, conocida en España como El libro negro

Esta es la historia de una julay judía de mierda que anda jugando al escondite con sus amigos los cabezas cuadrada pero que un día es descubierta y tiene que volver a esconderse. Lo hace entre una gentuza cabeza de queso y se convierte en espía, puta y arretranco por horas, intentando averiguar los secretos de los otros. Mientras tanto, folla con varios para que no le pierda lubricación el tubo vaginal y se tiñe los pelos del chichi pero no los de la cabeza. Al final se encoña del que no puede ser y desprecia al que puede ser y así le va, jodida y mal pagada por la vida.

Paul Verhoeven vuelve a sus raíces, regresa a Holanda y lo hace a lo grande. Atrás deja su etapa americana en donde no consiguió cuajar por tener quizás unas ideas muy radicales de lo que es el cine. Para su retorno ha elegido una historia de amor y espionaje durante la Segunda Guerra Mundial en Holanda, con judíos, alemanes y holandeses jugando sucio los unos con los otros y os garantizo que lo que veréis es cine del bueno. Es una pena que le haya tomado tanto tiempo el darse cuenta porque su sitio está aquí, con más libertad creativa y sin las restricciones que impone el dinero de las multinacionales. El libro negro es una historia de traiciones y venganzas, en donde nada es lo que creemos. Unos y otros van tirando los dados y barriendo para su casa sin importarles que haya vidas de por medio. La protagonista, Carice van Houten, una chica de la que jamás habéis oido hablar y de la que posiblemente jamás lo volváis a oír, borda su doble papel y pasea un encanto y una ingenuidad que hacía un montón de tiempo que no veía en el cine. Es la revelación en personajes femeninos. Desde la primera vez que la miras te enamoras de ella y durante la película aprendes a amarla. Gracias a ella nos creemos la historia.

La ambientación de la Holanda ocupada es muy real y la película se mueve muy dinámicamente a lo largo de las casi dos horas y media que dura. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con una historia de espionaje y traiciones.

Cómprate un cubo de palomitas de maíz grande, apaláncate en el cine al lado de la parienta y déjate llevar por la magia.
gallifantegallifantegallifantegallifante

Technorati Tags: ,

4 opiniones en “Zwartboek – El libro negro”

  1. A mi tambien me gusto mucho esta peli. La vi en Version original, y menos mal que tenia los subtítulos para seguirla, porque aunque entendía muchas cosas, cuando se ponían a hablar en alemán ya si que no me enteraba de nada.
    Madrid tendrá muchiiisimos atascos, contaminación, el precio de la vivienda por las nubes y millones de defectos más, pero el poder ir fácilmente a ver una peli en V.O.S. al cine no tiene precio.

  2. Mi problema era la V.O. que sin subtítulos en Holandés se me hace muy duro sin haberla visto antes en español o con subtítulos en inglés

  3. Yo me la trague tambien el otro dia en VO sin subtitulos y la verdad, se me hizo larga de cojones… le dan demasiadas vueltas a la tortilla, tantas que al final no se aclara uno quien es quien…

  4. Dani si yo fuera tu novia le quitaba el LNB a la paramongólica esta semana y te jodía el partido del Barcelona y ya verías tú si apreciabas la película en holandés nativo.

Comentarios cerrados.