After: En mil pedazos – After We Collided

Bueno, resulta que hace un año y pico comenté After: Aquí empieza todo – After que me pareció una kaka malaya y que por lo que yo recuerdo, no fue un super-éxito, pero eso no los ha detenido y han hecho la segunda parte y al parecer, habrá tercera y cuarta, con lo que deben estar sacando la pasta suficiente para que les interece hacer las películas. La segunda parte, que comentaré hoy, se titula After We Collided y en España han tirado la keli por la ventana a la hora de traducir el título y aunque lo lógico habría sido poner truscoluña no es nación, han optado por After: En mil pedazos.

Los dos julays de la primera siguen con unas calenturas que no veas y se gritan como si trabajaran en Telajinco.

Al parecer los dos pavos de la primera película han roto, que igual hasta sucedió en aquella y no me acuerdo y están con sus traumas y tal y tal. Ella entra de becaria en una editorial y hay un pavo pollardón que la huele y en seguida se encela y la quiere montar hasta la raíz de los pelos de los güevos. Ella se mete en la keli del otro macho para oler los gallumbos usados o algo así, él aparece con su madre y acaban todos aparentando o sin aparentar, que esos dos follan como conejos pero como es una película para adolescentes, no se ve un centímetro de piel de ninguna zona comprometida y solo puedo decir y digo que los dos se cortan las uñas de los pies que es lo más arriba que vimos. En esto que se complican de nuevo y se pasan el día gritándose como verduleras de Telajinco, se pelean, se arrejuntan, se pelean, él le pega a su padre, le grita a su madre, ella le grita a su madre y en fin, que al final acaban juntos o algo así pero como hay tercera película, esto no parece que vaya a durar mucho.

Bueno, técnicamente es un pelín mejor que la primera, que era pésima. Sigo pensando que estos dos pobres es que los miró un truscolán y no pueden actuar pero es que por si no tenían bastante, metieron a un tercero en discordia y ese puede actuar aún menos que ellos, con lo que es como una competición para ver quién lo hace peor que resulta hasta divertida. Yo veo eso, pero las adolescentes que estaban en el cine se estaban quedando sin uñas de tanto frotarse los potorros y yo creo que alguna hasta reinventó el fuego por fricción. La película tira mucho de poner canciones y hacer como vídeos musicales cuando se rozan y de diálogos que pueden provocar sordera o sonrojo, dependiendo de la persona. Llega un punto tan cutre que comencé a divertirme y yo hasta la veo como una película normalita y que se puede ver si eres consciente que esto es la glorificación del putiferio y los abusos verbales y físicos.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, si te sacrificas y la ves con tu hembra, la montas pero que seguro tres veces seguidas y hasta igual te deja hacerle algunas de esas otras guarrerías que tanto te molan. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, ten un poquito de por favor y no te acerques a una cosa así.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.