Alcarràs


Yo reconozco que fui a ver esto pensando que era un documental sobre la plaga truscolana en el mundo y en el que quizás explicaban como acabar con ellos de manera humanitaria, es decir, asegurándote que sufren mucho y que no se reproducen. Resultó que no y después de verla me enteré que esta es una de las tres candidatas españolas al Oscar a mejor película extranjera del año que viene, con lo que supongo que no queremos ganar y por eso la han elegido, para pagar favores de la rata que está en el desgobierno a los traidores terroristas truscolanes. La película se titula Alcarràs y al parecer estuvo en cines españoles en abril y también se estrenó, como no podía ser de otra forma, en Rumanía, la tierra de la presidenta consorte y supuestamente la progenitora de las herederas medio truscolanas.

Una familia de julays truscolanos busca bronca porque son chusma y gentuza de la peor.

Unos que llevan décadas en una finca de melocotones, reciben la notificación que tienen que dejar la finca al final de la temporada porque no tienen contrato de arrendamiento y se lo toman fatal y encima, se pelean entre ellos por aquello de un quítame tú una truscoluña, aunque no sea nación.

Me dediqué en el IMDb a hacer clic en todos los actores que salen en la peli, porque había algo rarísimo en sus actuaciones y parece que puedo confirmar y confirmo que no hay ni uno solo que sea profesional, esto es el primer trabajo de todos y eso condena a la peli, es un masque que no veas, dos horas de puro tedio y de un ciclo que parece no acabar nunca de más de lo mismo. El guion solo decía, suelta un puñado de truscolanes en una finca y síguelos con la cámara y eso es lo que hacen y realmente es que no hay más. Épico y legendario como contratan negros para que les hagan el trabajo duro y como de repente saben hablar español para comunicarse con los negros. Cada vez que salía la abuela o agarraba el micrófono y se inventaba una historia, te dan ganas de quedarte sordo, esas escenas dolían por lo malas que eran. Ni siquiera la abundancia de niños salva esto. Sin guion, con una cámara que debía estar mal fijada al trípode porque se bamboleaba a ratos sin motivo aparente y con una directora que brilla por su ausencia, esto es un ejercicio vacuo y estúpido que no lleva a nada. Al final salí del cine sin tener ni puta idea de qué historia me habían tratado de contar. Creo que la familia tenía que dejar las tierras pero igual me equivoco, creo que se pelearon entre los hermanos pero igual me equivoco, ciertamente uno de los hermanos y el sobrino eran criminales que cultivaban marihuana para vender, que es delito y el sobrino era un cabrón que cuando se cabreaba, desperdiciaba el agua de riego. El viejo supongo que tenía demencia muy avanzada o las gafas no estaban bien ajustadas y no supo lo que tenía que decir porque soltaba frases sin tón ni son. No hay nada bueno que se pueda decir de esto, aunque vista la lista interminable de administraciones españolas y televisiones que soltaron guita para que esto se haya hecho, está claro que en España hay corrupción a caudales y el dinero se tira por millones entre amigotes.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, es preferible la muerte a pasar por esto. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y te impresiona, que sepas que lo tuyo no tiene cura. Directamente al panteón infame de las puta mielda del copón.


Una respuesta a “Alcarràs”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.