Almacén 13 – Warehouse 13

Iba a escribir que por casualidad pero la verdad es que no hay ninguna casualidad, a mí me mola la ciencia ficción y durante un montón de años fui super-hiper-mega fans de la cadena de televisión Sy-Fy, ya que ellos parecían ser los únicos que me proporcionaban mi dosis de televisión en este mundillo, que a mí ponme un abogado, un médico o un orco y dos dragones y me pierdes, mis gustos van por otro lado. La serie que voy a comentar se tituló Warehouse 13 y en España al parecer la vieron como Almacén 13, aunque en realidad la querían llamar truscoluña no es nación ni aunque lo repitas trece veces.

Dos agentes secretos, pavo y pava, salvan al presidente de gringolandia de un atentado y los premian mandándolos a un almacen en el puto quinto coño, mismamente en Dakota del Sur y en ese almacen, que para ellos es como el exilio, les asignan la misión de recuperar Artefactos, que son movidas raritas que están sueltas por el universo conocido y por conocer y que tienen poderes. Resultó que el Almacén 13 es uno de los lugares donde se rescatan y protegen esas cosillas que pueden ser muy peligrosas.

Esta fue otra de esas series que duró cinco temporadas y si ninguno se pregunta la razón por la que las cancelan tras ese tiempo, en gringolandia, cuando desarrollan una serie, suelen plantear a los estudios de televisión una primera temporada y si las cosas van bien, la evolución de los personajes durante otras cuatro, ya que lo normal es que las series no duren tanto. Por eso tenemos tantas series canceladas en la quinta, porque consiguieron llegar hasta el lugar que querían sus creadores. En esta, la pareja protagonista funcionaba muy bien, la pava era super seria y como si se hubiese equivocado por la mañana y se jincó el tapón por el orto y por eso están tan tiesa y el pavo era un payaso, estaba siempre de cachondeo y haciendo tonterías. A su alrededor había un grupo de frikis y según pasaron los episodios, la cosa se fue complicando con malos-malísimos que planeaban destruir el mundo, el universo y todo lo demás y de paso, trincar toda la pasta como los podemitas y los truscolanes. Los episodios eran ligeros y con un montón de acción y esto encaja perfectamente en mi definición de entretenimiento, los veías para divertirte y pasártelo bien, sin más. La historia a largo plazo estaba ahí pero no solía interferir en las aventuras para rescatar o recuperar algún artefacto. La última temporada fue la más corta, de solo seis episodios y se hizo para poder cerrar la historia principal y no dejarnos a los fans tirados.

Esta es una de esas series que no parecen verse afectadas por el tiempo. Es entretenida y no pretenden inculcarte nada.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.