Ambulance. Plan de huida – Ambulance


Yo era feliz en mi ignorancia hasta una semana antes del estreno de la película que voy a comentar, que cuando lo vi ya me imaginé que aquello sería un viaje de Guatemala a Guatepeor. Eso no me impidió ir al cine a verla, sobre todo porque tienen un protagonista que supuestamente es un buen actor y otro que ha hecho mucho cine últimamente, pero que más bien es cine del malo. La película en cuestión se titula Ambulance y en España se estrena dentro de un par de semanas con el fastuoso y pachanguero título de Ambulance. Plan de huida que suena totalmente a deshonorable rata que huye en portabultos y deja atrás a putita rumana enchufada con paga de r-escándalo en una tele pública.

Unos julays van a afanar a un banco y después acaban de paseo en una ambulancia sin chimpún.

Resulta que un negro va a ver a su hermano, que es blanco pero casi nuclear y el hermano se lo lleva a robar un banco, que es lo que hacen los hermanos juntos. Aquello sale muy mal y acaban los dos en una ambulancia, con un poli herido y una pava que trabajaba en la ambulancia y se pasean por la ciudad mientras los sigue la mitad de toda la policía del universo y se destruyen cienes y cienes de billones de coches mientras a su alrededor sigue el tráfico y no parece pasar nada y el tanque de gasolina de la ambulancia da para recorrer al menos tres años luz.

Por donde empezar. En primer lugar, alguien debería leer los guiones que quiere dirigir Michael Bay y al menos poner puntos y comas y tachar todas las anotaciones sobre el movimiento de cámara. También deberían prohibirle y denunciarlo ante el tribunal de derechos inhumanos de la Haya por el abuso que hace de cojos para llevar sus cámaras y que ahora, ha incluso mejorado y al típico vaivén imparable del meneo del cojo se añade la montaña rusa de dron o algo así con la cámara a su bola, volando, haciendo piruetas, lazos, pasando por delante, por detrás, por debajo, por el coño de su puta madre y haciendo que te marees y si eres sensible o truscolán, que potes en el cine con una certeza absoluta. Todo eso mientras la escena se estira y se estira y se estira para hacer una peli de persecución a una ambulancia en la que deben dejar a la ciudad sin vehículos policiales. Vergüenza debería darle a Jake Gyllenhaal el prestarse para esta coña y mejor no decimos nada de una escena en la que se sale por la ventana de la ambulancia para disparar contra un helicóptero y la cámara montaña-rusa que gira a su alrededor nos muestra a su doble, que es más corpulento que él, que tiene más barba que él en una escena peripatética en la que hasta el retardado más retardado y podemita del cine sabía que no era el actor. Esa escena me dio vergüenza propia y ajena, aunque al menos me reí con la gilipollez. Cuando ya llevaban dos horas y pico, tenemos un final que se pasa diez pueblos de rosca, que no se cree nadie y que termina de alienar a los espectadores. Esto fue una mierda.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y la vas a ver y te gusta, espero que te peguen dos tiros de gofio porque te los mereces. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, procura mantener ciento cincuenta metros de distancia con los cines en los que la estén dando.


3 respuestas a “Ambulance. Plan de huida – Ambulance”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.