Moonfall

Hay pelis que desde que ves el trailer sabes que esas son de palomitas y para descerebrados, que no hay que llevar el cerebro al cine y lo puedes dejar en un platito en la nevera para que no se te estropee, como los cerebros de cabra que se comía mi abuela y que todavía pueblan mis pesadillas, que cada vez que iba a verla y me decía que fuera a la nevera y cogiera un refresco, me encontraba aquellas escenas de peli de terror. La última peli de estas chorras se titula Moonfall y en España se estrenó con el mismo título, aunque no sé por qué, el poster nos recuerda mucho que truscoluña no es nación.

Unos julays tienen que salvar el mundo y el universo de una rata truscolana y podemita que se esconde en la luna

Una coña marinera rarísima r-empuja la luna y la trae para estamparla contra la Tierra y claro, nos sale el sabelotodo de turno, que casualmente conoce al héroe de turno y que casualmente le quiere poner la pata encima a la hembra de turno y entre los tres sacan un transbordador espacial de un museo, lo graffitean, le ponen gasolina de aceite de fritanga y se van pa’la luna, que ya está casi al lado mientras el mundo se va a tomar por culo o así y los gringos están ya buscando los botones de los misiles para lanzarlos. O algo así.

Pretender que esto tiene un guion es pretender demasiado. Es otra peli de destrucciones del planeta Tierra del director Roland Emmerich, que ha hecho ya varias películas al respecto, que lo de este hombre es como para que lo manden a la consulta de la pitonisa Lola y se lo mire. Por supuesto, siempre que pueden tiran de escenas cómicas y de cachondeo y para eso está allí John Bradley, que se inspiró viendo pelis de Lina Morgan. De cerebrito ponen a la chocha de Halle Berry y de héroe amargado sin ilusión, sin chimpún y sin fantasía tenemos a Patrick Wilson. Básicamente, esto es una película en la que los protagonistas son los efectos especiales, que no creo que se puedan comprar al peso, pero esta gente lo hizo. Esto entretiene y si sabes lo que vas a ver, divierte. Por suerte yo la vi en un estreno especial y nos daban refresco y cubo de cotufas para encochinarnos.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, hay muy pocas pelis que se hagan pensando en ti y esta es una de ellas, así que convoca al Clan, con las hembras y todos al cine en manada. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, si considerar ir a verla, deberías arrancarte los ojos con un bolígrafo Bic.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. A mi me encantan los sesos rebozados que hacia mi abuela, magistralmente, por cierto…
    De la peli, pasando con ahinco…
    Salud

  2. Después de leer lo de los sesos de cabra de tu abuela me he aclarado muchas cosas…. ahora te entiendo un poco mejor 😛
    De la peli, esperaré a que la echen en la sexta el fin de semana.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.