Aquello estaba petao de pescaíto fresco


El problema de intentar fotografiar lo que hay dentro del mar desde afuera es que nunca sale bien, para ver las cosas como se deberían ver, la cámara debería estar dentro del agua, pero el precio de las carcasas de plástico que lo permiten es un auténtico r-escándalo y además te entra la ansiedad por asegurarte que tu cámara no acabe en el fondo marino del agua del mar o directamente jodida si la carcasa falla. Por eso raramente hago fotos mirando hacia el mar, pero antes de tirarme al agua para ver todo ese pescao fresco hice esta foto en la que se ve que el lugar estaba muy concurrido.


Una respuesta a “Aquello estaba petao de pescaíto fresco”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.