Argylle


Esto solo funciona si jamás de los jamases has visto el trailer, porque el trailer es un peliculón bien contado y la película es un tostón intragable, con lo que imagino que el director no tuvo absolutamente nada que ver en la creación del trailer, que lo hizo alguien muchísimo más capacitado. También nos sirve para demostrar que da igual la cantidad de famosos que jinques en una peli, si el guion es una mielda, el resultado es una mielda con actores famosos cobrando el cheque. La película se titula Argylle en todos lados y al parecer, pronto la podrá ver Virtuditas y sus íntimos en la teleleplataforma de la manzana podrida y mordida.

Una julay morcillona no folla ni con los pepinos del supermercado.

Esto es muy complicado de describir pero diremos que una acarajotada escritora escribe novelas de espías y al parecer lo que escribe sucede, así que todo el mundo la quiere trincar para que escriba el próximo capítulo o algo así y en paralelo vemos las escenas en película de los capítulos de su libro con otros actores diferentes y cada diez minutos, quizás quince, hay un evento asombroso y calamitoso nuevo y todo lo que creías conocer de la historia cambia de nuevo y de nuevo y nuevamente y así hasta los títulos de crédito y entre tanto cambio, tú dejas de estar interesado en la historia.

Bueno, esto es lo que pasa cuando te olvidas el guion en el retrete y la gente lo usa para limpiarse la mielda del culo, combinado con un director al que le dio un subidón de pretensiosidad que no veas y que parece que nos quiere dar lecciones de artisteo cuando no sabe ni hacer la O con la punta de la polla. Dura dos horas y veinte minutos y gracias a Dios que me dormí media hora porque es que era intragable y según avanza, va a peor y peor, que lo de la escena de patinaje sobre hielo, pero en vez de hielo, sobre petróleo, eso no lo podré borrar de mi cerebro y encima, es que le ponían la cámara apuntando a las lorzas de la chama y la hacían más obesa y encochinada que antes, o eligieron a una doble con cincuenta kilos de más. Hay tantas escenas estúpidas que resulta insufrible y han pasado unos días y ya no tengo ni puta idea de como terminó, mi cerebro ha borrado completamente el final. Había una mielda de gato hecho con animación o con un robot, definitivamente no era real, que no aporta absolutamente nada y solo le deseabas una muerte dolorosa y larga. Decir que me cagué en los mueltos de Sam Rockwell, y aún más en los mueltos de Henry Cavill, que parece un armario desfasado y envejecido, John Cena, que logró no mover un solo músculo, Dua Lipa que igual se debería dedicar a los gritos y gemidos y dejar la actuación y Bryce Dallas Howard, a la que espero no volver a ver en cine nunca más. Dicen que se gastaron doscientos millones en esta mielda, mejor los hubieran tirado en putas y coca, que al menos de ahí habrían sacado algo bueno.

Aunque uno podría pensar que es cine para los miembros del Clan de los Orcos, su única neurona se mareará y los hará huir. Definitivamente nada que deban ver los sub-intelectuales con GafaPasta. Ya tenemos la primera puta mielda del copón y la primera bazofia del año.


2 respuestas a “Argylle”

  1. Pues sinceramente yo vi el trailer y nada más ver una imagen del gato ya se me habían sacado las ganas, pero ahora después de leer el post se me han muerto definitivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.