Arrecife artificial de Arguineguín, segunda parte


Esta inmersión comenzó en Arrecife artificial de Arguineguín, primera parte

Lo fácil es dejarme ir, pero es que tengo tal cantidad de vídeos pendientes, que o me pongo y los saco en serie uno detrás de otro, o vamos de puto culo, así que sin más dilación, hoy tenemos el segundo segmento de la inmersión en el arrecife artificial de Arguineguín y esta también va sobradísima de peces. Ya dije que la cámara es nueva y entre las cosas que configuré mal estaba una opción que no desactivé y que hace que la cámara determine si estoy grabando en vertical u horizontal, pero parece que se les fue el baifo al cielo y la mitad los pilló mal y he tenido que girar varios vídeos. Este vídeo va acompañado del clásico Piensa En Mi en la versión de Luz Casal, una canción y una versión fabulosa.

El vídeo comienza en modo helicóptero, en la arena se esconde y camufla una raya y bajamos observándola. Después vamos hacia una de las estructuras artificiales y tenemos varios peces trompeta y por la parte de arriba hay una seifia y escondido pero al frente y camuflado por la estructura de hormigón (o bloques) hay una cabrilla negra. Si alguno se asombra por mi conocimiento tan fabuloso de los nombres de los peces, se lo tenemos que agradecer a la guía de biodiversidad marina de Canarias que me compré en navidades. De allí cambiamos a otra estructura con un festival provocado por el banco de roncadores, que entran y salen del arrecife en una escena que hipnotiza y los vemos con todo detalle. Son mogollón y por allí también hay un banco gigantesco de jóvenes besugos y vemos como los dos bancos de peces orbitan la zona sin mezclarse y pronto tenemos un tercer banco de peces, las barracudas, que vienen al lugar atraídas por la comida y algunas de ellas hasta bajan y se mezclan con los peces. Los roncadores son los menos tímidos y que se quedan más cerca de mí mientras que los besugos están histéricos. Absolutamente flipante. Esto es un clásico.

La inmersión continúa en Arrecife artificial de Arguineguín, tercera parte

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.