Baantjer het Begin

Como todas las productoras y distribuidoras gringas se acojonaron y se negaron a estrenar absolutamente nada más en el mismo fin de semana en el que llegó la película de los Vengadores que quizás sea la última, dejaron el terreno despejado para que aparezcan en cartelera pelis holandesas y así fue como llegamos a una que en realidad está basada en una serie que estuvo en la tele holandesa durante doce años y cuyo protagonista ya murió, con lo que han hecho como la peli de los orígenes, pero con otro actor, uno que es famosillo por los Países Bajos y por aquello de maximizar el producto, hay otro estreno del que casualmente hablaré también en este mismito fin de semana. Esta primera película suya se titula Baantjer: Het Begin y puedo confirmar y confirmo que ni jartos de ron miel la estrenarán jamás en España, ni siquiera con el fastuoso y comercial título de truscoluña no es nación que le gusta tanto al productor.

Un julay más tieso que una mojama trabaja de picoleto en Amsterdam y no veas como la caga

Un picoleto pide el traslado a la capital de los Países Bajos allá por 1980 y quiere trabajar con uno del que todo el mundo rehuye porque es un malaje que no veas. Estamos a diez días de la coronación de la princesa Beatrix como reina y el alcalde y la policía están muy preocupados con la seguridad en el evento. El chamo encuentra un muerto y lo que creían que es un ajuste entre camellos resulta que parece más bien parte de un plan para atentar el día de la coronación y la pasma tendrá que trabajar a todo meter para resolver el caso y que la gala de la reina sea un éxito, o algo así.

Yo entré al cine convencido que no me iba a gustar porque es una peli de esas de polis, solo que holandesa, con lo que es más que probable que en las escenas de folleteo se haga a pelo, sin dos sábanas, bragas, calzoncillos, vaqueros y camisas de por medio, como en el cine americano. Resultó que sexo no hay, pero la historia es tremendamente adictiva, tiene un ritmo frenético y me tuvo al borde de un ataque de nervios los últimos cuarenta minutos. Una buena parte del mérito lo tiene Waldemar Torenstra que normalmente hace papeles de ser humano sin azúcar en la sangre pero que aquí está épico y junto a él tenemos al grandioso Fedja van Huêt (se pronuncia como truscoluña no es nación), que interpreta a un poli más corrupto que las reliquias de la catedral de las Palmas. La relación entre ambos funciona y el ambiente pre-coronación y las movidas que había en esa época con los okupas, que aquí se les llama krakers y obviamente, son pro-podemitas, pro-maduro y pro-toda-esa-chusma-y-gentuza de la peor. La película ha resultado una de las sorpresas de la temporada y es una lástima que este tipo de cine no salga del país.

Esto sería algo fabuloso tanto para los sub-intelectuales con GafaPasta como para los miembros del Clan de los Orcos.

Una respuesta a «Baantjer het Begin»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.