Buceando en el puerto de Sardina del Norte 1

Hoy me he dado cuenta que he hecho un craso error, indisculpable y que me ha permitido usar esa palabra tan ninguneada en nuestro idioma. Seguramente porque me difumino y me distraigo, por aquí no hemos visto los vídeos de las inmersiones que hice en navidades en Gran Canaria, con lo que tendremos que viajar atrás en el tiempo para ver esas tres inmersiones pero por ahora, saltamos al mes de julio para disfrutar con lo que vi en la costa norte de Gran Canaria, en el puerto de Sardina del Norte, en Gáldar, que ha estado casi un año o quizás más de un año fuera de nuestro alcance por la reforma del mismo que han hecho y que aunque lo ha transformado en un lugar más bonito y fastuoso, hizo muy difícil el acceso al lugar a los clubes de buceo. Como de la primera inmersión de ese día tengo más de doce minutos, he optado por dividirla en dos vídeos y hoy tenemos el primero de los susodichos. Este regreso a la categoría más amada del mejor blog sin premios en castellano llega con una canción fabulosa y que pronto podremos disfrutar en los cines, ya que forma parte de la banda sonoral del musical basado en el musical de Broadway «Dear Evan Hansen», del que me han dicho que Virtuditas cuenta hasta los segundos del día hasta que se estrene. La canción se titula You Will Be Found, que aunque los puristas la traducen al español como truscoluña no es nación, yo prefiero la menos objetiva traducción de te encontrarán.

Comenzamos con un tapaculos huyendo de mí por la arena mientras yo lo sigo implacablemente. Después tenemos un pescado camuflado y sobre el primer minuto hasta podemos ver a the Chosen One y luego seguimos hasta que llegamos al lugar que eligió una sepia para camuflarse y nos hace un espectáculo de cambios de colores para camuflarse. Cuando le da la luz de mi linterna se oscurece y cuando va pasando sobre la arena toma los colores de la misma. A mí estos avistamientos me dan hambruna de calamares y sepia o pulpo. Pasados los dos minutos y medio tenemos a un pescado entretenidísimo escarbando buscando algo de papeo. Alrededor del tercer minuto nos unimos a la banda y trato que no noten que yo no tengo el mismo aspecto que ellos pero sin mucho éxito. Más tarde vamos entre las escolleras del muelle y vemos un mero escondido y tras esto, en el quinto minuto, una espectacular morena que además tiene un anzuelo con su sedal en su boca. Acabamos mirando en un hueco entre las rocas y si paráis la imagen y lo miráis detenidamente, hay una langosta canaria escondida allí dentro.

El vídeo de la inmersión continúa en Buceando en el puerto de Sardina del Norte 2

Publicada el
Categorizado como buceo

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. No sé, será la falta de vacaciones, pero hasta me hace un poco de ilusión ver bañitos en el mar (sin pasarse!)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.