Buiten is het Feest

Regresamos al NFF y las películas que pusieron en muchos cines por todo el país. Como con las anteriores, yo no tenía en absoluto ni idea de lo que iba a ver y por el título, me barruntaba que podía ser un drama de una familia. Este es el tipo de película que con la que está cayendo en el 2020, la gente la evitará como la peste truscolana y podemita. La película se titula Buiten is het Feest y jamás se estrenará en España, ni como truscoluña no es nación, que es la traducción natural o como afuera está la juerga, que podría ser la traducción bastarda.

Un julay joputa, truscolán y podemita, merece que lo pasen dos veces por el garrote vil.

Una artista famosa, cuando se entera que su hermana ha muerto, lo deja todo y corre a proteger a su sobrina y la quiere adoptar y sobre todo, no quiere que el padre natural la vea o pose las manos encima de ella. Poco a poco vamos descubriendo que el susodicho padre se enrolló con la madre de las chicas, se la cameló, se casó con ella y después comenzó a abusar de sus dos hijas mayores, con la madre sabiéndolo y haciéndose la lolailo porque no quería que la dejara. A la más grande la dejó empreñada y esa es la niña que ahora pretende que le den la custodia. En el juicio y pese a los secretos de la familia, saldrá todísima la mierda a la superficie y aquello será un aquelarre.

Este es un drama que se va endureciendo conforme avanza y que en algunos momentos te provoca ganas de levantarte, coger al actor que hace del padre y degollarlo mientras le escupes y pisoteas. El tío es un depredador y le da igual lo que tenga que hacer para seguir follando niñas. La historia de como se infiltró en una familia con madre débil e insegura y como la destruyó es brutal. Aquí hay muy poco espacio para la alegría y el buen rollo. También, como todo se ha mantenido en el más grande secreto, ninguno de los amigos o incluso el compañero de la artista pueden comprender por qué actúa así, todo el mundo cree que se ha desquiciado cuando en realidad está muy centrada y sabe del peligro tan grande que hay a su alrededor.

Esto es como un telefilm de esos que tanto molan para las tardes de los fines de semana, aunque es uno que te pone de muy mal humor. No se puede exponer los sensibles y delicados cerebros de los miembros del Clan de los Orcos a algo así. Me imagino que es demasiado drama para los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.