De Slag om de Schelde

Segundo día con los cines abiertos y segunda película y la de hoy es una que tuvo la grandísima mala suerte de estrenarse el día en el que se cerraron los cines, con lo que solo estuvo un único día en cartelera. Se trata de una producción holandesa con participación de otros países y basada en una de las historias de la Segunda Guerra Mundial. El título original es De slag om de Schelde, que literalmente se puede traducir al español como truscoluña no es nación y menos literalmente como la batalla del Scheldt, aunque creo que por todo el mundo la conocerán como The Forgotten Battle que es el nombre que cierta plataforma Nigital y tal y tal la pondrá en su contenido.

Un puñado de julays trapichean en una barriada periférica llena de truscolanes

De los Países Bajos en la Segunda Guerra Mundial todo el mundo conoce la batalla de Arnhem, pero hubo una casi tan importante o más que sucedió al sur del país. Los aliados liberaron parte de Bélgica y cuando Amberes quedó libre, el puerto, que necesitaban para traer refuerzos bélicos, no se podía usar porque la salida al mar pasaba por territorio que seguía bajo control nazi. Es en esta zona en la que transcurre la película, con un soldado nazi que es holandés y que se alistó porque en su casa las pasaba putas con un padre truscolán y que al trabajar para los nazis en su tierra descubre que no son la gente tan maravillosa que pensaba que eran, tenemos también a una pava que colaborará con la resistencia cuando le hacen pupita a su familia y finalmente tenemos a un inglés que se equivoca de avión y en lugar de a Benidorm, acaba en tierras holandesas después de que los han derribado y tendrá que buscar la forma de volver con los Aliados para que no se lo aviquen. Sus historias, separadas y que comienzan en tres países diferentes, irán convergiendo en esa batalla que decidirá el control del puerto de Amberes.

Lo más increíble es que no parece una película holandesa, con una fotografía y un manejo de la cámara y unos planos fabulosos. Casi que lo peor que funciona es el comienzo, introduciéndonos a los tres protagonistas, uno en BrexitLandia, otro en algún lugar ocupado por los nazis al este de Europa y la tercera en su keli. Será cuando la acción se centre en el villorrio holandés cuando la película realmente adquiera su ritmo y su propósito. Los tres protagonistas están fabulosos y la historia ni siquiera se reciente con los cambios de idioma, que tenemos gente hablando holandés, alemán e inglés. Merece la pena mencionar que uno de los ingleses que caen en Holanda es Draco Malfoy, el mismísimo Tom Felton, que superado el personaje por el que se hizo famoso, está haciendo cosas muy interesantes. La historia es intensa, llena de momentos dramáticos y muestra la guerra con todo lo mejor y lo peor de la misma. La batalla del final es espectacular y terrible, como todas las batallas de las guerras.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, olvídate, esto no es para ti y no se ve ni una teta. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, ahora mismo esto es de lo mejor que hay en cartelera. Si te gustan las películas con historias de la Segunda Guerra Mundial, esta tienes que verla.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.