De Veroordeling

Esta es una de las primeras pelis holandesas serias de este otoño y me sorprendió que pasaron de esperar unas semanas y poner su estreno universal en el Festival de Cine Neerlandés y en su lugar optaron por ir directamente a las salas. La historia que cuentan, aunque ha sucedido durante los años en los que yo he vivido en los Países Bajos, la desconocía totalmente porque no veo la televisión y particularmente, no veo las noticias, que son muy negativas. La película se titula De Veroordeling y por ahora no está previsto su estreno en España. La traducción libre sería algo así como el juicio o la sentencia, pero la literal se acerca más a truscoluña no es nación.

Un julay novelero se enfrenta a un asqueroso truscolán que gana siempre con sus mentiras.

Al parecer hubo un asesinato muy famoso aquí en los Países Bajos y un pollardón autodeclarado investigador y la policía culpan a un pobre desgraciado que no tuvo nada que ver. Otro periodista demuestra una y otra vez que el investigador miente y chupa cámara como buen truscolán y podemita y todo el mundo prefiere creer a esa rata mentirosa en lugar de al chamo que ha probado la verdad. Las mentiras llegarán a niveles dantescos y aun así, la gente seguirá prefiriendo creer esa mentira a la auténtica verdad.

Esto es un flipe que no veas. Demuestra que las noticias falsas están ahí desde siempre y que en realidad no hemos cambiado y cuando podemos elegir entre la verdad o el espectáculo de las mentiras, tiramos siempre por ese camino, ya sean los serios neerlandeses o los agitanados españoles con su cadena favorita, Telajinco. La historia se extiende a lo largo de quince años o así y en ese tiempo, el inocente será siempre culpable, pese a las pruebas que demuestran que no tuvo nada que ver y los salvajes y radicales le harán la vida imposible y lo culparán de todo. En mi caso y dada mi ignorancia, la película no me afecta pero hay muchos que saldrán del cine con la cabeza baja y mirando al suelo de pura vergüenza porque se reconocerán en las imágenes y los hay que saldrán pensando que todo eso es mentira y que el culpable es el inocente pero aún no se ha podido demostrar. La película tiene momentos excelentes en los que se pisotea la verdad sin pudor y los actores hicieron un muy buen trabajo.

Esto no es cine para los miembros del Clan de los Orcos, sin efectos especiales ni sexo y con gente fea, pero sí que puede interesar a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.