Descuida, yo te cuido – I Care a Lot

Las comedias negras son las que más disfruto porque en esas, el humor es más sádico y salvaje y muchas veces se olvidan de la mierda de buenismo en la que estamos y en donde no se pueden decir muchas cosas porque los Orcos, las furcias, los julandrones, los arretrancos o los joputas de los truscolanes y podemitas se molestan y así acabamos en una sociedad fascista en la que la libertad de expresión definitivamente no existe. Solo por eso la película de hoy merece un pase. Se trata de I Care a Lot y al parecer está en España en las internetes como Descuida, yo te cuido.

Una julay ancestral es secuestrada por una truscolana que la mete en un asilo y la desperra a conciencia, solo que se encuentra que en este caso, la vieja no es lo que parece.

Esto es algo que le puede pasar cualquier día a Genín o Virtuditas siendo como son tan ancestrales. Tenemos que hay una truscolana timadora que compinchada con médicos podemitas y chusma y gentuza de la peor, pilla viejos solos, consigue que el juez los meta en una residencia y le otorgue a ella la potestad de hacer con sus bienes lo que quiera y después los desperra hasta que no tienen un puto duro y mueren. La chama elige a una vieja que parece tener dinero pero con lo que no contaba es que la vieja tiene un hijo secreto que es un criminal y se monta una guerra entre el hijo y ella por la vieja, una guerra en la que absolutamente todo vale y torturar ancianos y matar gente está sobre la mesa como acciones justas y necesarias. Obviamente y dada la edad de algunos de los protagonistas, no hay chimpún.

La idea de la película es muy buena y reconozco que me reí bastante en muchos momentos, pero se les fue la mano con la duración y al ponerla en dos horas, se repitieron en algunos tramos y el conjunto pierde efectividad. Rosamund Pike es la reencarnación del mal en la tierra si me dicen que nació en truscoluña y que su apellido de soltera es Puercagona yo me lo creo pero que sin dudarlo ni un nanosegundo. La vieja es Dianne Wiest, que es viejísima pero fabulosa como actriz, pero la sensación total y absoluta es Peter Dinklage, que es lo que antes llamábamos un enano pero que ahora con el buenismo supongo que se le tendrá que definir como tacaño de altura o persona compacta y ecológica o algo así. Encima el chamo es el lider de una organización criminal, sin escrúpulos, algo que se entiende fácilmente dada su altura, que había que quitar cosas para que quepa todo en ese cuerpo pequeñito. Las escenas de él emputado y enfrentándose a la perra que rapta a su madre son fabulosas y fantásticas. Yo habría quitado totalmente el rollo lésbico, que son como diez minutos perdidos de película y también las movidas del juez. Aún así, es una comedia y te ries.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto no es para ti, aunque hay violencia, pero es que hablan mucho y se te va a agotar la uni-neurona. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y pese a que la ponen en la filmoteca, yo diría que no te gustará.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

5 comentarios

  1. Habrá que verla, sobre todo para cuando tengamos que meter a sulaco, me quiero quedar con el nombre de la residencia, porque allí irá de cabeza, ahí o a otra que sea de esas dignas de salir en una peli de terror. (te recuerdo que seré yo quien te meta porque soy mucho más joven que tú, mal que te pese!)

  2. Aquí puedo elegir que me dejen morir y me ahorro el calvario, aunque siendo tan joven como soy, todavía me queda tela para rato.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.