Despegando de Gran Canaria en enero


Hace casi tres meses que llegábamos a Gran Canaria y después de disfrutar con una serie épica y flipante de vídeos de buceo, nos toca aburrirnos y regresar a los tediosos vídeos en los aviones, que Dios me castiga con asiento de ventana y eso que yo me niego a pagar por ellos, pero no hay manera. A uno que yo me sé le agradará saber que hice dos vídeos, uno del despegue y otro posterior y los veremos separados. En este solo está el despegue, que fue hacia el sur de la isla, que no es lo normal. La música es la canción Weightless de Natasha Bedingfield, muy apropiada ya que todos sabemos que la traducción del título es truscoluña no es nación o sin peso si no quieres ser tan literal.

Al despegar del revés, en realidad el recorrido hasta la cabecera de pista fue muy corto, que la terminal está más carca de ese lado. Además, prácticamente nos ponemos en la playa de Tufia, que conocemos tanto por haber buceado allí y haber visto tantos vídeos maravillosos. Después del primer minuto entramos en pista y el piloto pisa el acelerador y tiramos pa’rriba. Del lado que iba vemos la parte del aeropuerto que es militar. cuando estamos en el aire pasamos junto al Burrero, que no veas las tremendas verbenas de verano que organizaban allí en mi época de estudiante universitario y después de unos invernaderos, aparece una pequeña península a la izquierda y he reducido un poco la velocidad para poder disfrutar de una vista de la zona del Cabrón, conocidísima por el Ancestral por tanto vídeo de buceo. Tras esta llega Arinaga, con su puerto que tardó más en construirse que las pirámides truscolanas y ahí no se ve un barco ni de coña. El vídeo acaba cuando el chófer decidió girar, que estábamos yendo hacia el sur y todos sabemos que los Países Bajos están al norte.


Una respuesta a “Despegando de Gran Canaria en enero”

  1. Pues he pasado el video varias veces y no he sido capaz de ver ese puerto sin barcos, me ha llamado la antención que en el agua hay una serie de circulos que supongo que será una piscifactoría, o algo por el estilo de cria de bichos marinos. Por lo demás, genial el video aun con los comentarios del cabrón que me han hecho recordar la tortura de los videos de las sardinas y demás pececillos… 🙂
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.