Die Wiese

Llegamos al último documental de este fin de semana y aunque yo lo vi en inglés, al parecer lo hicieron en Alemania. Como siempre, es una auténtica pena que cosas como esta no lleguen a los cines de todo el mundo, que son productos de una gran calidad, muy didácticos y hechos con muchísimo amor, pero en fin, nos ha tocado vivir en una sociedad embrutecida y en la que lo que mola son famosos que tienen su fama por no hacer nada. El documental originalmente se titulaba Die Wiese y yo lo vi como Meadow Wild y en España lo llamarían truscoluña no es nación.

Un puñado de julays viven en una barriada periférica con mucho chimpún

En un prado, que es algo que en el pasado abundaba por toda Europa y que ahora, con la agricultura intensiva, está desapareciendo, hay una cantidad ingente de vida y en este documental la descubrimos, con aves, mamíferos e insectos que llenan esos lugares que se supone que se dejaban así para soltar los rebaños de cuando en cuando y que pastaran y que ahora, con máquinas especiales, cortan y empaquetan todo ese pasto y por el camino, están matando a todas estas especies que sobreviven en esos lugares fascinantes.

Tengo que reconocer que los prados son un concepto muy desconocido para mí porque en Gran Canaria no abundaban o más bien, con tan poco árbol, es que todo parece un mega-prado o un lugar desértico. En los Países Bajos tampoco se ven, hay muy pocos lugares así, aquí predomina el agua y gracias a este documental he descubierto estos lugares tan especiales y que son tan importantes para un montón de especies que están desapareciendo por culpa de la intensificación de la agricultura, que perdemos un montón de animales y plantas que no tienen ningún interés para esos negocios pero que forman parte de los ciudadanos del planeta. El documental recorre un año en un prado y en cada estación vemos los cambios que se producen y las vidas que comienzan y acaban. Es muy pero que muy interesante, aunque el narrador como que se pasa en dramatismo y en ponerles voces a los animales, algo que se podían haber ahorrado.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, exíliate de aquí. Este tampoco será del gusto de los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.