El poder del perro – The Power of the Dog

La plataforma esa digital y tal y tal que va después de la otra con la letra eMe pero antes de la letro Ohhhhhhhhhh lleva algunas de las pelis que hace a los festivales y las estrena en los cines durante unas cuantas semanas para poder cualificar como cine y optar a premios. Eso es lo que ha sucedido con la que voy a comentar hoy y puedo confirmar y confirmo que yo la vi en un cine. Se trata de The Power of the Dog, la cual está desde diciembre disponible en la mentada plataforma en España con el título de El poder del perro, pero que ningún truscolán o podemita se sienta aludido y que sepan que truscoluña no es nación.

Un julay maricón-cón-cón se muda a la keli del nuevo marido de su madre y allí el pollardón del hermano del padrastro le da candela de la peor.

Resulta que una hembra con restaurante o algo así e hijo julandrón se encoña de un chamo que tiene un hermano que odia sin ningún tipo de dudas tanto a la hembra como a su hijo mariquita y cuando todos viven en la keli, aquello es zona de guerra. Por caminos misteriosos, el chamo que tortura al mariquita y a la madre como que se encariña del marica y al final se dejan un día la puerta del armario abierta y casi se les sale, aunque lo que no se esperaba él es que el maricón tuviera una mala leche que no veas y le de por donde más le duele.

Esto es una película con directora famosísima pero con un guion que estiraron a conciencia, que mira que llegaron a los ciento veintiséis minutos de peli cuando en realidad, habría sido algo interesante como episodio de alguna serie de sesenta minutos. Esa hora extra que nos empeta no aporta nada y aburre hasta niveles increíbles. Está claro que saber dirigir y tener buen gusto no es suficiente, que también hay que tener un buen guion y hay que saber contarlo y todo eso falta aquí. Tener de protagonista a Benedict Cumberbatch, con esa mandíbula mal hecha que tiene y que aquí ocultan con barba rala tampoco ayuda y él es casi que lo peor de la historia y te da un montón de pena por Kirsten Dunst, que es una gran actriz y que ha acabado haciendo esta cagada. En un punto determinado se van de paseo en caballo y pensé que me daba un jamacullo en el cine, que ninguno de los dos pollabobas hablaba mucho.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y la plataforma te recomienda esta película, yo saldría corriendo a menos que quieras comprar una tele nueva porque no tardarás ni ocho minutos en tirar todo lo que tengas a tu alcance a la tele. Tampoco creo que mole pero que nada a los sub-intelectuales con GafaPasta, aunque las feministas y todas esas hembras de nuevos géneros seguro que lo flipan y les encanta.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

4 comentarios

  1. Pues viendo que tu sistema de puntuación está hackeado posiblemente se trate de un Peliculón. Tendré que verla para confirmarlo.

  2. Pues yo cometí el error de empezar a verla, aunque desde ya digo que no pude acabarla, y menudo toston!! Ni la trama, ni los personajes ni los actores me transmiten nada, en fin, que toda la pelicula es un monton de nada aderezado de grandes dosis de tedio y aburrimiento. A mi me da que ni los actores sabian lo que hacian ahi. Si en vez de contar una historia de maricones (el hermano y el hijo) hubiera sido de cuernos (el hermano y la cuñada) todos hubieran opinado lo mismo, vaya mierda de pelicula que nos ha querido colar el heteropatriarcado blanco (que siempre es xenofobo y racista aunque no haya ni un solo negro).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.