Categorías
Cine

El príncipe de Zamunda – Coming to America

La memoria es una malísima consejera y está clarísimo para mi que con el tiempo, los gustos pueden cambiar muchísimo y quizás hasta más. Como en el cine se han tomado muy en serio lo de que preferimos ir a ver pelis viejas, se han sacado un treinta aniversario de una de Eddie Murphy de la manga y allí nos apuntamos todos, que el cine estaba petado para volver a ver Coming to America, aunque seguro que os suena más como El príncipe de Zamunda, que fue el título que tuvo cuando se estrenó en España hace eones.

Un julay negro se exilia a Nueva York para encontrar coño de color que comer con ilusión y fantasía

Tenemos que un negro es rey de un país que no existe y no da un puto palo al agua todo el día, es que no se agarra la polla ni para mear. Cuando cumple los dieciocho, le ponen en bandeja el coño de una del barrio pero no le mola y se marcha a América con su asistente, al cutre-barrio de Queens para encontrar a una pava y resulta que se topa con una que trabaja en el negocio de su padre y que tiene un novio que es un gilipollas o así y como siempre, tendremos que esperar a que acabe la película para el final feliz que todos sabemos que llegará.

La verdad que en mi memoria la tenía super-idealizada y me veía en el cine con problemas respiratorios por no parar de reír y al final no sucedió nada de eso, está curiosa y entretiene pero es un poco patética y el humor se acerca demasiado a la simplonería. En el caso de esta película, el tiempo pasado ha resultado catastrófico, cualquier julay que haga una comedia así este año se estampa en cartelera y nos estamos riendo de él para los restos. Eddie Murphy hace un montón de papeles y lo hace bien, pero es que el guión es simplón. El chamo que hace de su asistente, me daba grima la primera vez que vi la película y me la sigue dando ahora. Comentar que Samuel L. Jackson sale en la película en un pequeño papel mucho antes de hacerse famoso y que casi que es lo más entrañable de la historia. Para cuando acabó, sales del cine un poco desencantado porque es otro de esos mitos de la niñez que se te vienen abajo.

Cine viejuno, que igual hasta gusta a los miembros del Clan de los Orcos, sobre todo por las tías negras en tetas pero que ciertamente disgustará enormemente a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «El príncipe de Zamunda – Coming to America»

Los comentarios están cerrados.