Categorías
Cine

El secreto – The Secret: Dare To Dream

El trailer de la película que voy a comentar apestaba tanto a telefilm que cada vez que lo ponían me cerraba la nariz con los dedos por el hedor en la sala, pero claro, como estamos en tiempos del virus truscolán, cualquier cosa que en los demás universos es de telelevisión ahora es estreno de cine. Esta peli, además, es la primera basada en un libro que no es una novela o autobiográfico. Esto es un libro de autoayuda escrito por una pollardona australiana del que han escrito un guion para hacer una película. Me he dado el gusto de leer el libro, algo que no hará nadie más y puedo confirmar y confirmo que es una soberana gilipollez.

Una julay fracasada se tropieza con un chamo que se la quiere empetar por todos los agujeros que tiene y chimpunearla hasta que pote leche mangorra.

Una chama viuda y madre de dos hijos y con una suegra que es una soberana zorra de mielda tiene un novio acarajotado con pasta. La suegra quiere que se case y ella quiere que se le caiga la casa a cachos encima y en eso aparece un chorbo en su keli que se la camela y le arregla las cañerías y cosas así mientras sucede un huracán y otras desgracias y ella se encoña, pero el pavo siempre se la camela con un mantra que le susurra diciéndole que todo lo que se desea sucede o sucedió o sucederá y tal y tal.

Esto es una tontería en la que una pava conoce a un tipo que todo lo ve positivo y por eso todo le sale aún mejor y tiene más y más suerte mientras ella traga mantas y mantas de mala suerte o algo así y tiene un novio al que no quiere y unos hijos a los que amarga con su mala leche y una suegra que habría que haberla ahogado antes de empezar la peli. La historia es simplona tirando a estúpida y lo peor es que no hay química entre los protagonistas. Josh Lucas estuvo durante quince o veinte segundos destinado a ser un estrellón pero alguien se dio cuenta que no puede actuar y se desinfló el globo y aquí nos recuerda que es capaz de moverse en el escenario pero no puede actuar. Su química es nula con la super-hiper-mega avejentada Katie Holmes, que hizo su carrera en una serie, tuvo un papelón en una peli super-famosa y renunció a la segunda y tercera parte y quedó en el olvido, salvo por haber estado casada con Tom Cruise. Aquí la pobre compite con el chamo previamente mentado en probar que no puede actuar pero sí que puso la mano para coger el cheque. Una tal Celia Weston, que hace de la suegra, a esa le deseo todo lo peor, siempre. Era salir en pantalla y darte ganas de escupirle, que asco de vieja. Al final lo mejor son los niños, que entretienen y por suerte tienen una buena cantidad de minutos y ver la serie de desgracias que le suceden a la protagonista y alegrarte por lo que le sucede.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y tu hembra te convence para ir a ver esto, no me extrañaría si te niegas a lefarle la cara esa noche y tienes todo mi apoyo emocional. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esto pasa como a setenta años luz de tu galaxia así que ni te preocupes. Un telefilm para ver mayormente durmiendo.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «El secreto – The Secret: Dare To Dream»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.